La línea 60 de colectivo sigue sin prestar servicio

El conflicto afecta a unos 250 mil pasajeros. Los choferes se presentaron ante la Justicia denunciando un "lock out" patronal. La empresa acusa a los delegados de no acatar la conciliación.
Miércoles 1 de julio de 2015
La línea 60 continúa hoy con sus servicios paralizados tras agravarse el conflicto, mientras que comenzó a intervenir la Justicia por una denuncia presentada por los choferes.

Un fiscal y funcionarios judiciales se presentaron en la terminal de Ingeniero Maschwitz de Microomnibus Norte SA (Monsa), para investigar la denuncia presentada por los trabajadores, informó el delegado Néstor Mercolín.

Mercolín indicó que "un fiscal y un juez están en la terminal de Maschwitz, intentando que la empresa permita la salida de los colectivos", sin precisar el nombre de los funcionarios.

"Nosotros ratificamos que esto no es un paro sino un lockout patronal, y lamentablemente los usuarios se ven perjudicados porque la empresa no permite salir a las unidades al servicio" dijo el representante sindical", señaló.

"Acá no hay servicio, no por culpa de los trabajadores, sino que es responsabilidad de la empresa que no nos habilita las planillas para salir a trabajar", insistió Mercolín.

El conflicto de la línea 60 ya lleva cinco días de paralización total del servicio de colectivos, que es uno de la más utilizados por los pasajeros en el área metropolitana y la zona Norte del Gran Buenos Aires, ya que une la estación Constitución con terminales en Escobar, Tigre e Ingeniero Maschwitz.