Medios del mundo se rinden ante dupla Messi–Pastore

Los principales portales destacan la buena conexión entre La Pulga y el Flaco. El circuito de fútbol de la Selección ilusiona con un título.
Miércoles 1 de julio de 2015
Los principales diarios del mundo se rindieron a los pies de la dupla Messi – Pastore y enamoran a los fanáticos de la Selección. La dupla hace soñar a Argentina con un título tras 22 años.

Antes de llegar a Chile, en el imaginario del entrenador ya estaba una formación titular de la Argentina con Pastore con un destacado protagonismo. La intención es que se convierta en un representante de la nueva identidad del equipo, con Lionel Messi de punta pero saliendo de su zona y tomando un claro rol de asistidor y motor de las jugadas. Por lo visto hasta aquí, paulatinamente, con su movimiento habitual hacia adelante y con expresiones exquisitas, Pastore fue ganando la pulseada para finalmente convencer a todos los que podían dudar de esta apuesta de Martino. Y ayer tuvo su mejor capítulo, con una actuación cercana a la perfección, con un gol incluido y asistencias exquisitas.

Así lo sintió, y así lo expresó cuando terminó el partido. "Sin dudas el equipo jugó muy bien. Tuve la suerte de marcar un gol. Se hicieron todos los goles que faltaron en otros partidos. La confianza la teníamos desde el primer partido, pero a veces los resultados no se daban. Hoy dimos un gran paso y llegamos de la mejor manera a la final", dijo Pastore.

Del lado de generar y profundizar el juego, la Argentina tuvo una virtud que provocaría la envidia de cualquier equipo: sociedad creativa. Es la que conformaron Messi y Pastore. Eso sucedió especialmente en los comienzos de cada tiempo, cuando la selección definió el duelo que en el análisis previo podía generar cieertas dudas. Esta característica no la tiene ningún otro equipo en el torneo. Es más: casi que no se encuentra en otras selecciones en el planeta fútbol. Tener dos manijas creativas y que el equipo convierta gracias a sus encuentros precisos y profundos es un rasgo distintivo de este equipo.

Messi, ganador, habló sobre esto y sobre la contundencia: "Pese a como se estaban dando los partidos, todos muy ajustados y peleados, sabíamos que cuando entraran iban a venir. Justo antes de empezar el partido [de anoche] hablábamos en la charla previa que era una casualidad que no hayamos convertido muchos goles antes. Y vinieron todos juntos. Venimos de la final de un Mundial, ahora la final de la Copa América y llegamos con mucha ilusión y confianza".

En el desmenuzamiento global, es fundamental para un conjunto que los defensores cubran la última zona, que los mediocampistas corran y marquen para recuperar la pelota y distribuir el juego, y que las usinas creativas se conecten seguido. Eso hicieron el jugador de Barcelona y el de PSG. Desde el comienzo del torneo se buscaron, y ayer se encontraron en plenitud.

Desde el arranque, los dos fueron apareciendo con sus pincelazos para definir el juego. El pase exacto de Messi en el centro en el gol de Rojo. La jugada del segundo tanto, el de Pastore, donde Messi habilita al cordobés. La precisión milimétrica del pase de Pasotre para que Di María convirtiera el tercero y evitar cualquier sorpresa desagradable. Y el gol de Higuaín, en el que también participó Messi, que hasta ahora sólo anotó un tanto de penal (ante el mismo rival, en la etapa de Grupos).

Pastore tuvo una desatención en el gol de Paraguay, cuando lo anticipó Bruno Valdez. En el resto del partido hizo todo lo que se puede esperar de él y lo que pretende el entrenador.

En cuanto a Messi, se aprecia claramente que sus mejores participaciones tuvieron que ver con los grandes momentos de la Argentina en el partido y con los primeros goles del equipo. El rosarino le dio continuidad al buen rendimiento que viene teniendo en la Copa América, tuvo pases precisos y certeros. Tuvo errores en pérdidas de pelota que encontraron al equipo mal parado, pero uno lo subsanó enseguida con una corrida que derivó en el cuarto gol de la selección.