Un microchip trata el cáncer en lugar de las inyecciones

Es mediante corriente eléctrica que elimina la membrana y libera una única dosis. El dispositivo tiene una vida útil de 16 años y permitirá tratar enfermedades como diabetes, esclerosis múltiple y osteoporosis.
Miércoles 1 de julio de 2015
La ciencia, que continúa creciendo y avanzando, sobre todo en beneficio de la medicina y la salud, apunta a suplantar inyecciones y pastillas para luchar contra enfermedades crónicas.

Será mediante un microchip implantado en el cuerpo, que podrá utilizarse para tratar el cáncer y la esclerosis múltiple.

Para hacerlo realidad, Microchips Biotech, firma relacionada a un Instituto de Massachusetts, Estados Unidos, se asoció con el gigante farmacéutico Teva Pharmaceutical, productor número uno de medicamentos genéricos para comercializar estos implantes. El artefacto es un dispositivo que almacena y libera medicamentos dentro del cuerpo, durante varios años.

Michael Cima y Robert Langer son los inventores de estos chips que contienen cientos de reservas del tamaño de una cabeza de alfiler, cada una cubierta con una membrana de metal, que almacenan pequeñas dosis de productos terapéuticos o químicos.

¿Cómo funciona? Mediante una corriente eléctrica que elimina la membrana y libera una única dosis. El dispositivo tiene una vida útil de 16 años y permitirá tratar enfermedades como diabetes, cáncer, esclerosis múltiple y también la osteoporosis.