Presidente Correa denuncia golpe “blando” en Ecuador

El mandatario advirtió que las movilizaciones convocadas para hoy buscan tomar la sede presidencial para derrocarlo.
Jueves 2 de julio de 2015
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, enfrenta la cuarta semana de movilizaciones y denunció que la oposición está implementando un “golpe blando” para derrocarlo.

Para este jueves se prevén tres marchas en contra del Gobierno. El referente del partido conservador CREO, Andrés Páez, ha convocado a la ciudadanía para caminar desde los alrededores de la Asamblea Nacional hasta la sede del Gobierno.
Al mismo tiempo los sindicatos, indígenas y campesinos, que reivindican sobre todo derechos laborales, iniciarán su marcha con el mismo destino, pero desde el Instituto de Seguridad Social.

A ellos se unirán por primera vez los profesionales de la salud, que se oponen a la creación de la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de la Salud, que se hizo el pasado 25 de junio por decreto presidencial.

El temor de los médicos es que se impongan techos a las tarifas de la salud privada. Alberto Narváez, de la Federación Médica Ecuatoriana, critica la actitud unilateral del presidente y pide más diálogo.

Desde el Gobierno se han calificado estas movilizaciones como “un golpe de Estado blando” y convocaron a los medios de comunicación para hablar de lo que denominaron intentos de desestabilización de la democracia.