El avión solar superó su mayor desafío: aterrizó en Hawaii

Tras un vuelo de casi cinco días sobre el Pácifico, el Solar Impulse 2 arribó hoy a Honolulú. Había partido de Japón el último domingo.
Sábado 4 de julio de 2015
Tras un vuelo de 4 días, 21 horas y 52 minutos, el avión Solar Impulse 2 (SI2) aterrizó hoy a las 13 horas (hora argentina) en Honolulú, en el archipiélago de Hawaii.

Con el veterano piloto suizo Andre Borschberg al mando, la aeronave, impulsada exclusivamente por energía solar, despegó el domingo último a las tres de la tarde desde el aeropuerto de Nagoya (centro de Japón) y arribó hoy a Hawái después de recorrer algo más de 8.200 kilómetros sobre el Océano Pacífico.

Inicialmente, el SI2 había despegado el 30 de mayo de Nankín (China) con el objetivo de volar directo hasta Hawái. Sin embargo, unas horas después de partir, la misión debió realizar una escala no prevista en Japón por las malas condiciones meteorológicas. La aeronave, entonces, permaneció un mes en Japón, a la espera de buen tiempo. Finalmente, el domingo pasado despegó para seguir su viaje alrededor del mundo.

En este último tramo de la travesía, Borschberg rompió el récord mundial de vuelo en solitario, superando la anterior marca, establecida por Steve Fossett al navegar 76 horas y 45 minutos en 2006.

Borschberg viajó solo en una cabina no presurizada de 3,8 metros cúbicos. En las ocasiones en que viajó a alturas de más de 9.000 metros debió usar tanques de oxígeno para respirar.

El SI2 partió de Abu Dhabi a principios de año en un intento de volar alrededor del mundo para concientizar acerca del uso de energías limpias.