Boleta electrónica: ¿brinda "seguridad" o más "dudas"?

El gobierno porteño asegura que el sistema es "seguro". La oposición manifestó todo lo contrario y piensa que podrá generar más dudas que certezas.
Domingo 5 de julio de 2015
El gobierno porteño reiteró hoy que el debut de la boleta electrónica en las elecciones de la Ciudad "no revestirá ninguna complicación" sino que aportará "seguridad y transparencia", mientras que los dirigentes opositores pidieron esperar para analizar cómo se desarrolla la jornada de hoy y algunos hasta plantearon dudas ante posibles fallas de seguridad.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, afirmó que utilizar la máquina para votar "es muy simple" y les pidió a los porteños que "nadie tenga preocupación con el tema porque no reviste ninguna complicación".

"Espero que la gente vote, que concurra a votar sin miedo ni complejo con la máquina. Es un aporte a la seguridad, transparencia, y a no contaminar imprimiendo 10 millones de boletas porque ahora solo se usan 1 millón 800 mil. Lo que sobra se usa en la que viene", explicó luego de emitir su sufragio en una escuela del barrio de Recoleta.

Por su parte, el candidato del PRO, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que el nuevo sistema "reducirá los tiempos" del escrutinio, aunque no quiso adelantar en qué horario comenzarán a conocerse los resultados hoy por "ser la primera vez que se utiliza".

Según afirmó en diálogo con la prensa tras votar en la facultad de Derecho y, más temprano, en el Cafe Tortoni, el nuevo sistema "viene funcionando muy bien, como preveíamos", dijo que "es muy simple" y destacó que "se hicieron pruebas en muchísimos lugares y hubo mucha difusión, así que no debiera haber ningún tipo de problema" en la jornada de hoy.

Por su parte, luego de votar en una escuela del barrio de Barracas, el candidato del Frente para la Victoria, Mariano Recalde, informó que durante la mañana le reportaron "algunos problemas técnicos" con las máquinas como "fallas en la impresión", aunque aclaró que fueron "excepciones" y que a la noche verá "cómo funcionó" el sistema que hoy debuta en la ciudad de Buenos Aires.

El presidente del directorio de Aerolíneas Argentinas bromeó respecto a su debut con el voto electrónico, al decir que "había practicado mucho" y por eso le "salió muy bien".

Más reflexivo, el candidato de ECO, Martín Lousteau, afirmó que los porteños "se merecen un debate más profundo sobre si el nuevo sistema de votación le da garantías a la gente", pero pidió "esperar para ver cómo funciona" la nueva modalidad durante el día de hoy.

Antes de votar en una escuela del barrio de Palermo, Lousteau afirmó que los fiscales de su espacio "serán muy cuidados a la hora del recuento de votos" y afirmó que "si no se acelera el escrutinio provisorio, no sabemos cuál es el beneficio de este sistema".

En tanto, la candidata presidencial de Cambiemos, Elisa Carrió, tardó más de dos minutos en emitir su sufragio en un colegio del barrio de Recoleta y luego explicó a la prensa que "no veía qué era lo que tenía que votar".

"Pero después entendí. Lo que pasa es que tengo más de 60 años y a veces me equivocó", señaló la legisladora a los medios de prensa tras depositar la boleta en la urna.

Tras entregar su documento a las autoridades de mesa, Carrió se ubicó frente a la máquina que emite la boleta electrónica y tras varias consultas a los periodistas y fiscales sobre el funcionamiento de este nuevo sistema, exclamó: "¡Ah, ahora entendí!".

Desde Camino Popular, el candidato a legislador porteño, Itai Hagman, y el diputado nacional por Unidad Popular, Claudio Lozano, anunciaron que realizarán mañana una presentación ante el tribunal electoral para que se realice el conteo manual de los votos, ante posibles fallas de seguridad en el sistema de votación según denunció un técnico informático, cuya vivienda fue allanada.

Hagman y Lozano repudiaron la decisión de la justicia de "defender a la empresa MSA y perseguir al denunciante, sin investigar el contenido de la denuncia".