Xipolitakis: "Un piloto me preguntó si me gustaba..."

La vedette reveló más detalles del encuentro que tuvo con los pilotos en la cabina del avión.
Martes 7 de julio de 2015
Luego del escandaloso video donde se la ve a Vicky Xipolitakis manejando un avión de Austral, la vedette contó toda su verdad en la Revista Gente y reveló detalles del “viaje del escándalo”.

"Cuando me voy a sentar estaban los pilotos y las azafatas. Me piden fotos y me invitan a ir adelante. Yo pensé que me pasaban a Primera, pero me dicen: '¿Querés volar con nosotros todo el viaje?'. Antes de que llegaran los pasajeros nos encerramos, por eso nadie me vio", relató Vicky.

"Yo agarré la palanca porque me lo pidieron los que sabían. Imaginate si yo le digo al piloto que se ponga un conchero... Se lo pone, porque soy yo la que sabe de eso. Yo te lo presté entonces me van a sancionar a mí, contó la vedette sobre la polémica experiencia y relató cómo el encuentro en la cabina se tornó sexual: "Uno empezó a decir: 'Este avión es tuyo, lo pagás con tus impuestos'. Yo le respondí riendo: "Ah lo pago con todo lo que me chorean". Entonces él acotó: 'Sí, te rompés el c... trabajando". Y yo rematé: "Sí, literal, ja". Pero después aclaré: "No, en el buen sentido lo digo". Ahí él empezó a preguntarme si me gustaba que me hicieran la c... Al principio me reí, pero a la tercera vez que insistió yo me sentí incómoda. Y no fue la única vez".

Más allá del intercambio de halagos y piropos un poco subidos de tono, Vicky aseguró que uno de los pilotos intentó tener sexo con ella después del vuelo: "De repente uno dice: 'Sacá el whisky" Y aparece una botella comprada en el free shop", indicó y agregó: "El piloto me preguntaba qué tipo de sexo me gustaba. Me parecía un horror. Nunca imaginé el riesgo porque finalmente mi vida también estaba en peligro. Yo me amo. 'Nos vamos a hundir. Si me hundo, me hundo con vos', me decía. El piloto me invitó a sentarme en su asiento".

Antes de bajarse del avión y ya en Rosario, fue el momento culmine de la provocación, donde, según Vicky, el piloto de la aeronave la invitó a un encuentro más íntimo: "La charla terminó en que me dio una tarjeta. Cuando me bajaba del avión me quería g..., esa es la verdad. Me pidió que le pasara todas las fotos y los videos. 'LLamame y hablamos', me dijo".