Wall Street se hundió 1,5% a raíz del desplome del mercado chino

En una jornada irregular por problemas técnicos que se prolongaron por casi cuatro horas, Wall Street cerró con fuertes pérdidas, con un descenso del 1,5% en el Dow Jones de Industriales, su principal indicador.
Jueves 9 de julio de 2015
Al cierre del mercado, el Dow Jones perdió 261,49 puntos y acabó en 17.515,42 unidades, el selectivo S&P bajó un 1,7% o 34,65 puntos, hasta 2.046,69 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq cedió un 1,7% o 87,70 puntos, hasta los 4.909,76 enteros.

La jornada había comenzado con fuertes pérdidas por el impacto en el mercado de la caída en las Bolsas de China, lo que, sumado a las repercusiones de la crisis griega, derivaron en una jornada que se presumía iba a ser negativa para Nueva York.

Pero las cosas se complicaron dos horas después de la apertura de la sesión, ya que tuvieron que ser suspendidas las operaciones en el parqué de la Bolsa de Nueva York (NYSE), aunque seguían sin problemas las transacciones electrónicas y otras plataformas.

El Nasdaq, que funciona en un lugar distinto a la NYSE, en la emblemática plaza de Times Square, no sufrió ningún problema técnico.

Los treinta títulos incluidos en el Dow Jones cerraron con pérdidas. La más pronunciada fue la de Apple, que perdió un 2,5%, seguida de General Electric (-2,2%) y de American Express (2,1%).

"No es un buen día y no me siento bien por nuestros clientes que tuvieron que lidiar con la caída", dijo el presidente de la Bolsa de Nueva York, Thomas Farley, a CNBC durante la paralización.

Los operadores esperaron ansiosos la reapertura porque muchos de los negocios en la Bolsa de Nueva York ocurren cuando los gestores de fondos colocan órdenes diseñadas para que se realicen exactamente al terminar la sesión, para asegurarse que se realizan al precio de cierre.

"Si no tienen todas las órdenes en el mercado al cierre, el precio de cierre definitivamente no será preciso", dijo Peter Costa, presidente de Empire Executions Inc, quien negocia en el parqué de la Bolsa de Nueva York.

Hay 11 mercados accionarios en Estados Unidos y algunas de las acciones de la Bolsa de Nueva York siguieron negociándose en otras plazas, algunas gestionadas por Nasdaq OMX Group y BATS Global Markets.

El problema en la bolsa ocurrió el mismo día de una falla técnica que dejó en tierra a todos los vuelos de United Airlines por unas dos horas y de una caída temporal de la página en internet de Wall Street Journal.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos dijo que no había señales de que los problemas de la Bolsa de Nueva York y de United Airlines hubiesen sido originados por "actividad maliciosa".

La Casa Blanca dijo que el presidente Barack Obama fue informado de la paralización de la bolsa y que el Departamento del Tesoro seguía de cerca la situación.

Los analistas recordaron que en 2009 las operaciones quedaron suspendidas por media hora por un error técnico y otro problema parecido, aunque menor, tuvo lugar en 2014.

Wall Street se estaba resintiendo de las pérdidas que hubo en los mercados bursátiles de China, que se sumaron a las preocupaciones que ya existían sobre Grecia.

La Bolsa de Shanghái se hundió este lunes un 5,9% y el segundo mercado bursátil más importante de la China continental, la Bolsa de Shenzhen, bajó un 2,9%, mientras que la Bolsa de Hong Kong cayó un 5,8%.

Estas caídas del mercado chino coinciden con el compás de espera en el que han entrado las negociaciones de Grecia con sus principales acreedores para definir un programa que le permita seguir recibiendo asistencia financiera.

Los descensos coincidían con el comienzo de la presentación de resultados trimestrales de las principales empresas estadounidenses, que, como es tradición, abrirá la firma Alcoa al cierre de las operaciones de hoy de Wall Street.

Por su parte, las bolsas europeas dejaron atrás las pérdidas que habían cosechado durante las últimas cuatro sesiones y han vuelto a las ganancias, en una jornada en la que Grecia solicitó su tercer rescate, a cambio de llevar a cabo reformas fiscales y de las pensiones.

La petición del rescate, que llevará a Grecia a aplicar reformas "a partir de la próxima semana", será analizada por los líderes europeos, que ya han adelantado que si el próximo domingo en la que cumbre que celebrarán no se alcanza un acuerdo, se comenzarán a debatir "escenarios" alternativos a la permanencia de ese país en el euro.

No obstante, los inversores han acogido con agrado la solicitud de ayuda por parte de Grecia y su compromiso de poner en marcha reformas, lo que ha llevado a las bolsas europeas a subir de forma generalizada.

Milán fue la que más se revalorizó el 2,6%, seguida de Londres, el 0,9%; Madrid, el 0,8%; París, el 0,7%, y Fráncfort, el 0,7%.

Tokio

La bolsa de Tokio cayó más de 3% este miércoles, debido a la inquietud que generaron las fuertes caídas de los mercados chinos, mientras en Europa acecha el fantasma de una salida de Grecia de la Eurozona.

El índice Nikkei de los 225 valores estrella perdió 3,14%, hasta 19.737,64 puntos, cayendo por debajo de los 20.000 puntos por primera vez desde el 18 de junio.

Después de que el Nikkei cerrara la víspera con unas ganancias del 1,31 por ciento, los inversores tokiotas se lanzaron a la recogida de beneficios y sus ánimos se están viendo afectado además por el desplome de los mercados chinos, especialmente la bolsa de Shanghái.

Las bolsas del gigante asiático chino han perdido casi un tercio de su valor durante las últimas tres semanas y continúan a la baja.

La desconfianza por la situación de Grecia ante la falta de señales positivas provenientes de la reunión de los socios del euro celebrada el martes en Bruselas también se dejó sentir en el parqué tokiota, según los analistas locales.