Los trabajos que las suegras prefieren para sus nueras

Viernes 10 de julio de 2015
Si vamos a conocer a los progenitores de nuestra pareja y queremos caerles bien, o al menos intentarlo, no está de más conocer la encuesta que acaba de realizar YouGov en la que interroga a sus participantes sobre las profesiones que preferirían para los compañeros de sus hijos. Cierto es que se trata de una encuesta inglesa, pero basta con echar un vistazo a los resultados para comprobar que puede ser extrapolable a cualquier rincón del mundo: no importa tanto cuánto dinero ganes (o, al menos, es un aspecto secundario) como que tu trabajo sea ético.

De ahí que las profesiones más valoradas estén relacionadas con el bien público, como la de médico, profesor o enfermera, o sigan manteniendo buena fama entre las generaciones de mayor edad, como ocurre con la arquitectura o la abogacía. Por la misma razón, en el escalón más bajo se encuentran las profesiones en apariencia más banales (como modelo, actor o deportista) y aquellas que en los últimos años han vivido una importante crisis de credibilidad (como ocurre con el periodismo, la política o los banqueros). En concreto, tan sólo un 1% de los encuestados sonreirían al ver cómo sus retoños llevan a cenar a un parlamentario a casa. A continuación presentamos las profesiones preferidas para nuestros yernos.

Aunque no hay una gran diferencia entre yernos y nueras, las escasas desavenencias son significativas. Por ejemplo en lo que se refiere a las profesiones que se considera que pertenecen a cada sexo: mientras que los suegros prefieren que su nuera se dedique a la enseñanza en un 26%, este porcentaje desciende hasta un 15% en el caso masculino. Y, al contrario, mientras los yernos arquitectos son muy deseables (un 23%), no lo son tanto las arquitectas (14%). Algo aún más evidente en el caso de las enfermeras, que obtienen un 16% en el caso femenino y desciende hasta el 5% en el masculino. También en el de los modelos: ninguno de los encuestados querría ver a su hija aparecer por la puerta de casa con un figurín masculino, mientras que un 3% lo aplaudiría en el caso de que fuese su nuera. (Fuente: El Confiencial).