El precio de algunos autos 0km bajaron hasta 100 mil pesos

Así lo aseguró la Asociación de Concesionarios de Automotores de la Argentina a raíz de las modificaciones que el Gobierno aplicó sobre el impuesto interno para la compra de vehículos.
Viernes 10 de julio de 2015
El presidente de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la Argentina (ACARA), Rubén Beato, aseguró que a raíz de las modificaciones que el Gobierno aplicó sobre el impuesto interno para la compra de vehículos, los precios de algunas unidades muestran bajas de hasta cien mil pesos.

Además, estimó que a raíz de esta situación, las concesionarias podrán aumentar en un 10% sus ventas durante el segundo semestre del año.

Hace una semana, la Casa Rosada elevó las escalas del impuesto interno que regirán en el segundo semestre para las unidades cero kilómetro: ahora, las operaciones de entre 225.000 y 278.000 pesos están gravadas con una tasa de 30% y para las que superen los 278.000 pesos, se aplica una tasa de 50%.

Pero dispuso distinguir la tasa fijada para la percepción del tributo en los vehículos producidos en la Argentina, por lo cual el gravamen será del 10% para las unidades de entre 225.000 y 278.000 pesos, y de 30% por encima de esta última cifra.

"Los impuestos han ajustado mucho los precios de autos de fabricación nacional. Al bajar del 30 al 10% y del 50% al 30%, ahí se produce ese número que llama mucho la atención, que en algunos casos representa bajas de 100 mil pesos", resaltó Beato.

El dirigente aseguró que, a pesar de esta situación, el mercado "todavía no reaccionó", y afirmó que las concesionarias ya tienen las nuevas listas de precios.

"Los precios ya están rebajados, hay que ver la disponibilidad ya que los autos (alcanzados por el impuesto) habían salido del mercado transitoriamente, porque con los precios que tenían no se podían vender", enfatizó el jefe de ACARA.

Además, resaltó que el ajuste sobre el impuesto interno "normaliza mucho la situación real de la necesidad que tiene el mercado".

"Hay que ver ahora la normalización de la entrega de las terminales, pero al menos un 10% tiene que aumentar la venta a la brevedad", destacó.

Por último, Beato aclaró: "la industria automotriz nuestra depende mucho de Brasil. Y si ese país no consume, seremos muy afectados".