Inminente acuerdo de política nuclear entre Irán y el 5+1

"Estamos tan cerca que si lo miramos desde abajo tenemos la impresión de que ya hemos llegado, pero si estamos arriba vemos que aún quedan algunos pasos por dar", aseguró el presidente Hasan Rohani desde Teherán.
Domingo 12 de julio de 2015
La confianza reinaba el domingo en Viena entre los negociadores del expediente nuclear iraní, a los que el presidente Hasan Rohani comparó con alpinistas concluyendo el ascenso de una cumbre.

"Estamos tan cerca que si lo miramos desde abajo tenemos la impresión de que ya hemos llegado, pero si estamos arriba vemos que aún quedan algunos pasos por dar", aseguró Rohani desde Teherán.

En la capital austriaca, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, también mostró su "optimismo", admitiendo, no obstante, que aún quedaban "unos pocos puntos" en suspenso.

La Unión Europea, Berlín y París, por su parte, emplearon términos como "fase decisiva" o "fase final" para definir el estado de las negociaciones.

Desde hace quince días, el grupo 5+1 (los Estados miembros del Consejo de Seguridad de la ONU -Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia- y Alemania) intenta cerrar con Irán un acuerdo que garantice el carácter civil del programa nuclear de Teherán, a cambio de un alivio de las duras sanciones internacionales que padece el país.

Sonriente desde el balcón del palacio Coburg donde tienen lugar las negociaciones, el jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Javad Zarif, confirmó que "quedaba trabajo" por hacer en la jornada del lunes.

Para dedicarse de pleno a ello, su homólogo francés, Laurent Fabius, renunció a un desplazamiento a África, mientras que el británico Philip Hammond, que abandonó Viena el domingo por la tarde, debía regresar el lunes por la mañana.

Pese al optimismo reinante en la capital austriaca, los responsables iraníes y estadounidenses se apresuraron a descartar la idea de que un acuerdo final fuera inminente.

El diplomático iraní Alireza Miryusefi dijo en Twitter, citando a un alto responsable de Teherán, que lograr un pacto el domingo era "logísticamente imposible", ya que el texto en el que se trabajaba alcanzaba el centenar de páginas.

Y los precedentes incitan a la prudencia: la fecha límite de las discusiones, inicialmente prevista para el 30 de junio, ha sido aplazada en tres ocasiones, esta última al lunes.

El sábado, una fuente dijo a la AFP que "un 98% del texto está listo, quedan por rellenar algunos pequeños entrecomillados y sobre todo dos o tres cuestiones importantes".

Lo que más tiempo lleva es la "relectura" el texto, confió a la AFP un diplomático iraní. "A veces, un país pide que se cambie una palabra, lo que provoca horas de discusiones porque el sentido (de la frase) puede cambiar completamente", señaló.