Timerman debe ser operado, pero descarta renunciar

El canciller admitió que atraviesa un "proceso de salud que requiere una intervención". Aseguró que "seguirá hasta el 10 diciembre", salvo que la presidenta le pida que dé un paso al costado.
Lunes 13 de julio de 2015
El canciller Héctor Timerman admitió hoy que atraviesa un "proceso de salud que requiere una intervención", pero descartó renunciar al cargo, al sostener que "seguirá hasta el 10 diciembre", salvo que la presidenta Cristina Fernández le pida que dé un paso al costado.

"No pienso renunciar a la Cancillería, obviamente la decisión no es mía, es de la Presidenta, pero nunca me manifestó el deseo de que yo renuncie ni yo se lo manifesté a ella. La voy a acompañar hasta el final de su mandato y después me voy a retirar de la función pública", señaló Timerman.

El jefe de la diplomacia nacional encabezó esta mañana la apertura de un seminario sobre el Grupo de los 20 (G20) en el Palacio San Martín, al cabo de lo cual fue consultado sobre las versiones en torno a su salud y una eventual salida del cargo.

"Todos tenemos cuestiones de salud en algún momento. Estoy atravesando un proceso de salud que requiere una intervención quirúrgica, pero que no afecta en lo más mínimo mi continuidad en el cargo", contestó el ministro.

En esa línea, Timerman añadió que tras la intervención seguirá "al frente de la Cancillería. No me echaron, no me pidieron la renuncia, no renuncié y seguiré hasta el 10 de diciembre.

No voy a ir a la cumbre del Mercosur (del viernes próximo), pero después de eso, sigo con mi actividad normal".