Paran los docentes tras la suspensión de dos maestras

El gobierno porteño sostiene que las maestras "priorizaron las excusas de la madre y no los golpes del niño", de 5 años, que fue asesinado por su padrastro. Fuerte rechazo de los gremios a las críticas.
Martes 14 de julio de 2015
El gobierno porteño dijo hoy que la docente del jardín de infantes al que asistía el alumno que fue asesinado en su vivienda priorizó "las excusas de la madre y no los golpes y ausencias del niño", en tanto cinco sindicatos docentes ratificaron el paro de mañana, tras la separación transitoria de la maestra y la directora.

La docente Alejandra Bellini, separada en forma transitoria de su cargo, sostuvo hoy que "no hubo nada" que "pusiera en alerta" al jardín al que asistía Agustín Marrero, de 5 años, asesinado a golpes en junio, caso por el cual está detenido su padrastro.

La maestra manifestó que la decisión del gobierno porteño de apartarla del cargo provocó que los alumnos "además de sufrir la pérdida de su compañero" estén "sufriendo la de su maestra".

Cinco sindicatos docentes porteños ratificaron el paro de mañana, calificado una vez más de "político" por el gobierno porteño, mientras la ceterista UTE afirmó a DyN que están dispuestos a "rever la huelga" si el gobierno "recapacita" en su decisión de separar a las maestras.

El jefe de gabinete y candidato a conducir la Ciudad por el PRO, Horacio Rodríguez Larreta, manifestó que la huelga es un "despropósito, además a dos días de la elección.

Hay una muerte de por medio, el nene fue cuatro veces golpeado y no se siguió el protocolo. Es dramático el tema, es terrible mezclar esto con un paro".

El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, defendió la decisión de apartar a la docente y a la directora Elsa Vincová, trasladadas a tareas pasivas a otra escuela, al asegurar que "el único garante de la vida de este chico era la escuela", donde estuvo menos de 26 días.

El niño, dijo, "tuvo tres episodios registrados en la escuela donde llegó golpeado" y "sólo uno de ellos está justificado con un certificado de un dentista porque llegó sin los dientes".

"En ningún momento el plantel directivo ni docente del jardín dio aviso a los equipos de apoyo para que no se llegue a esta situación extrema, por ende la situación continuó y en un momento la golpiza llevó a la muerte del chico", afirmó.

La subsecretaria de Equidad del ministerio de Educación porteño, Soledad Acuña, dijo que "hubo un error profesional de la docente" del jardín de infantes, ya que "priorizó al adulto y confió en las excusas de la mamá, en lugar de los golpes y las llamativas ausencias del niño en el breve tiempo que asistió".

Acuña aseguró "desconocer" por qué la maestra del jardín número 2 "no dio aviso a la guardia de abogados del Consejo de los Derechos del Niño y el Adolescente ni alertas a los psicólogos que trabajan en la misma escuela con 12 casos de otros niños".

La huelga, dijo la subsecretaria, "es un tema electoral, en 4 años no tuvimos un solo paro y nos pusimos de acuerdo con los docentes, nunca tuvimos que exponernos a esto, es un paro político".

Bellini, en diálogo con radio Vorterix, reprochó la decisión del ministerio de Educación porteño de apartarla de su cargo junto a la directora, al remarcar que no son "peligrosas para los niños".

"El nene no fue todos los días a clase con la cara abollada", sostuvo, y afirmó que "no hubo en ningún momento presunción de que tuviera una situación familiar violenta".

En ese sentido, recordó dos situaciones: "Una fue un moretón del tamaño de un dedo en una mejilla, la otra un chichón en la frente, como cualquiera se da. No era un golpe contundente", detalló, y sostuvo que el niño perdió parte de sus dientes, pero la madre alegó que fue por una caída en la bañadera.

Asimismo, manifestó que "en todos los casos la madre labró actas explicando qué pasó y siempre refirió situaciones de juego cuando se cayó el niño" y remarcó que "sólo fueron estos tres episodios, no hubo más".