El narcotráfico manda

Miércoles 15 de julio de 2015
¿Alguien todavía cree que el narcocriminal más importante del mundo uso sólo su logística para fugarse del Centro Federal de Readaptación Social Altiplano? Nadie, ni las propias autoridades mexicanas que debían custodiarlo pueden explicar de forma creíble la fuga.

Es tan vergonzante decir que mientras ellos miraban para arriba, bajo tierra un túnel de un kilómetro y medio abría las puertas de la libertad, como reconocer que,con dinero, Joaquin Guzmán Lorea, logra que esto suceda.

Desde 1990, el Chapo, así le dicen, demostró que bajo la superficie hizo su incalculable fortuna. Esta vez la excavación no era para pasar droga de Mexico a Estados Unidos sino, para demostrarle al mundo que el negocio del narcotráfico es más poderoso que cualquier país, fuerza de seguridad o funcionario político.

Buscar culpables entre quienes no escucharon una motocicleta subterránea o no vieron en un año el movimiento de 300 camiones con tierra, es quedarse con el árbol y no ver el bosque. Es como pensar que justo la cámara de seguridad del penal no enfocaba la ducha donde estaba el boquete por el que creen huyó.

La falta de políticas efectivas para combatir el narcotráfico y la corrupción que su poder provoca demuestra que ellos, los grandes carteles, mandan. Y aunque mucha gente se burle en twitter diciendo que "hasta el Chapo sale el sábado por la noche", deberíamos pensar que este flagelo cuenta de a miles las muertes como en la guerra.

Por Graciana Olivieri