Martha Argerich brilló en el Centro Cultural Kirchner

La pianista argentina brindó un concierto junto a la Orquesta Sinfónica Nacional. Fue aclamada por el público.
Sábado 18 de julio de 2015
La pianista argentina Martha Argerich se lució anoche en un sensacional concierto que brindó junto a la Orquesta Sinfónica Nacional en la sala La Ballena Azul del Centro Cultura Kirchner, en la ciudad de Buenos Aires.

Acompañada además por el maestro Eduardo Hubert, la artista de 74 años interpretó obras de Luis Bacalov, Astor Piazzolla y el propio Hubert.

Una enorme expectativa generó la actuación de Argerich en el Centro Cultural Kirchner y los interesados en poder asistir a la velada provocaron que colapsara el sistema para reservar las entradas, que se distribuyeron en forma gratuita vía telefónica y por internet (en el sitio www.culturalkirchner.gob.ar).

De Hubert, los músicos interpretaron "Fauretango", en tanto que, entre otras piezas de Luis Bacalov, se escuchó "Porteña", una obra compuesta para dos pianos y orquesta, comisionada por la Orquesta Sinfónica Nacional al propio maestro Bacalov y que está dedicada a la gran pianista Argerich.

También ejecutaron "Tres minutos con la realidad" y "Oblivion", ambas piezas del inolvidable Astor Piazzolla.

El concierto fue transmitido en alta definición por la TV Pública, por canales públicos provinciales y por Radio Nacional Clásica FM 96.7.

Además, fue proyectado en las pantallas cinematográficas de los Espacios INCAA y las Estaciones de Igualdad Cultural en todo el país.

El show integra la programación del flamante Centro Cultural Kirchner, que es gestionado por los ministerios de Cultura y de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, a través del Plan Nacional Igualdad Cultural.

Trascendió que hubo más de 1,2 millones de ingresos al sitio web del Centro Cultural para obtener una entrada gratuita para ver en vivo y en directo a la excelsa pianista, una demanda que sobrepasaba por mucho la capacidad para 1.750 personas que posee la Sala Ballena Azul del centro cultural.

El martes pasado debió comenzar la entrega de entradas gratis para el concierto pero la gran cantidad de interesados hizo colapsar los sistemas web y telefónicos y rápidamente las ironías, bromas y sospechas no tardaron en aparecer en las redes sociales.