Divulgan fotos dramáticas de la masacre de 250 ballenas

Todos los años se realiza un rito sangriento en las playas de las islas Faroe, donde los lugareños arponean a los mamíferos marinos y tiñen el agua de rojo. Las imagenes pueden dañar la sensibilidad del lector.
Viernes 24 de julio de 2015
Decenas de personas participaron esta semana de una cacería tradicional de ballenas que se realiza de manera anual en las islas Faroe, un archipiélago del Atlántico Norte que depende de Dinamarca.

Al menos 250 ballenas piloto -o delfines calderones- fueron empujadas por los pescadores hacia las playas Bøur y Tórshavn, donde murieron arponeadas por los locales y su sangre tiñió el agua de rojo.

Las imágenes de la cacería anual de ballenas de las islas Faroe, conocida como "Grindadráp", fueron difundidas primero la organización SeaShepperd pero se propagaron por otros sitios, como el Daily Mail.

El objetivo de la cacería anual de ballenas en las Islas Faroe es abastecer a la población de alimentos, y en ella participan los hombres jóvenes que siguen una tradición de hace 1200 años.