Amplio operativo de vacunación en las zonas inundadas

Un equipo interdisciplinario dependiente del gobierno bonaerense inició un trabajo “puerta a puerta” en los municipios afectados. Se pone énfasis en la limpieza de los hogares.
Lunes 17 de agosto de 2015
n equipo interdisciplinario dependiente del gobierno bonaerense inició un trabajo “puerta a puerta” en los municipios afectados por la inundación para vacunar a los pobladores y hacer hincapié en la necesidad de realizar tareas de limpieza y desinfección de las viviendas, se informó oficialmente.

El ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, destacó el trabajo que se viene haciendo desde el gobierno bonaerense en el “vuelta a casa” de las familias afectadas por la inundación en los diversos municipios del distrito.

Explicó que el énfasis se pone “en la limpieza y desinfección” de los lugares y destacó la presencia de un equipo interdisciplinario que “puerta a puerta hacen un diagnóstico” en el municipio de Luján respecto de la situación sanitaria.

En ese marco confirmó a Télam que se está vacunando contra la hepatitis A y el tétanos, entre otras enfermedades de acuerdo al análisis de los casos.

Collia destacó la importancia de “airear las casas” y realizar la limpieza “con agua, detergente y con lavandina la limpieza más fina”, al tiempo que sugirió “desechar los alimentos y ropa que haya estado en contacto con el agua”.

Anunció que “mañana vamos a iniciar este puerta a puerta en otros distritos”, porque en muchos ya está funcionando y agregó que “se está avanzando en estas acciones en conjunto con otras áreas de gobierno, siempre monitoreadas por el gobernador Daniel Scioli y articuladas con las autoridades del gobierno nacional”.

El ministro también se refirió a la importancia de atender y asistir a los animales porque pueden transmitir enfermedades y que generalmente se presentan días después de la catástrofe.

“Estamos trabajando desde el minuto cero desde que comenzó esta precipitación que no tiene antecedentes”, dijo Collia, y remarcó la acción articulada con otros sectores del gobierno provincial y nacional.

El ministro añadió que “hay psicólogos y enfermeros porque tenemos muy en cuenta el estrés pos traumático” que viven los damnificados y remarcó que hay “un respaldo económico a través del Banco Provincia, la eximición de impuestos y otras acciones que benefician” a las familias perjudicadas por esta inundación.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Social, Eduardo Aparicio, recordó que "se han intensificado las acciones en materia sanitaria y continuamos con la asistencia a todos los municipios con artículos de primera necesidad, especialmente con insumos de limpieza, pero también con colchones, indumentaria y alimentos, y además el Estado organizando y acompañando la solidaridad del pueblo".

En ese marco, desde dicho ministerio se brindaron algunas recomendaciones en torno a la higiene para la vuelta a casa: "Al volver a una casa que estuvo inundada, abrir puertas y ventanas para airear el ambiente e ingresar, como mínimo, media hora después", se precisó.

Se pidió a la población "utilizar botas y guantes de goma para la limpieza de la casa. Baldear, quitar el barro, limpiar todo con agua y detergente", y "mantener a los niños, personas mayores y mascotas fuera del área afectada hasta que se haya realizado una limpieza completa".

También se debe "desechar todo aquello que no se pueda limpiar y haya sido afectado por la inundación, como colchones, peluches, juguetes de bebés y ropa", y se explicó que "cuando la casa se encuentre limpia, realizar la descontaminación, que consiste en repasar toda la casa con agua y lavandina (una taza de lavandina por un balde de agua) y dejar secar en forma natural, con puertas y ventanas abiertas".

En última instancia, se recomendó "arrojar a la basura las tablas de madera para picar alimentos que hubieran sido afectadas por las aguas, las tetinas de las mamaderas y los chupetes. Estos artículos no pueden ser desinfectados en forma apropiada después de tocar aguas contaminadas de una inundación".