Corrupción en FIFA: liberaron a Hugo y Mariano Jinkis

La medida fue dispuesta por el juez federal Claudio Bonadio. Los empresarios, que gozaban de prisión domiciliaria, están acusados del pago de sobornos a dirigentes de esa organización.
Viernes 28 de agosto de 2015
El juez federal Claudio Bonadio dispuso hoy las libertades de Hugo y Mariano Jinkis, los empresarios argentinos que estaban en detención domiciliaria, acusados en los Estados Unidos de presunto pago de sobornos a dirigentes de la FIFA.

La resolución del magistrado regirá mientras dure el juicio de extradición a los Estados Unidos -a lo cual los Jinkis se resisten- e incluye la exigencia de "no alejarse más de 60 kilómetros" ni "ausentarse por más de 24 horas de sus domicilio" sin avisar previamente al juzgado.

También dispuso Bonadio que Hugo Jinkis, de 70 años, y Mariano, su hijo de 40, deberán presentarse cada 14 días en el juzgado, los días viernes, así como no podrán salir del país y sus pasaportes seguirán retenidos.


Asimismo, el magistrado resolvió aumentar la caución real al presidente y vicepresidente de la empresa Full Play hasta alcanzar los valores de las propiedades que ellos presentaron como avales para cubrir las fianzas, informaron hoy fuentes judiciales.

El juez basó su resolución en el caso de Alejandro Burzaco, el otro empresario argentino acusado en el caso FIFA, que accedió a la extradición a los Estados Unidos y consiguió allí su excarcelación bajo fianza de 20 millones de dólares y restricciones ambulatorias.

El juicio de extradición contra Hugo y Mariano Jinkis se abrió el pasado miércoles 5 cuando ambos se negaron a ser enviados a los Estados Unidos, donde la justicia los acusa de presunto pago de sobornos a la FIFA en la comercialización de derechos de transmisión de la Copa América.

Padre e hijo habían estado prófugos de la Justicia durante dos semanas hasta que se entregaron el 18 de junio último y desde entonces gozaban de la prisión provisoria domiciliaria.