Mujer e hija del tío de Wanda y Zaira Nara lo defenderán

“Esa chica que aparentemente fue abusada iba semana por medio a la embarcación y a la casa. Hasta la semana anterior a que radicó la denuncia estuvo sacándose fotos con Colosimo”, dijo el abogado.
Lunes 31 de agosto de 2015
En el marco de la causa instruida por el fiscal de San Isidro Marcelo Vaiani, Claudia y su hija defenderán a Carlos Colosimo, el tío de la conocida modelo Wanda Nara y, lógicamente, de su hermana la conductora televisiva Zaira Nara, en sus declaraciones testimoniales para intentar que sea excarcelado.

Así lo afirmó en declaraciones a un diario digital el abogado Enrique Astoul, que en las últimas horas asumió la defensa del fisicoculturista y presunto extrabajador sexual.

"Van a declarar. La gente que estuvo en el lugar de los hechos tiene una versión completamente distinta. En este caso, la mujer y la hija de Carlos. Hay un hecho de abuso que data de hace dos años. Esa chica que aparentemente fue abusada iba semana por medio a la embarcación y a la casa. Hasta la semana anterior a que radicó la denuncia había estado sacándose fotos con Colosimo, la hija y la mujer. Quiero ver la estabilidad psicológica de esta menor. Colosimo no tiene antecedentes penales, no tiene los delitos de una persona violenta", sostuvo el defensor.

Y sigue: "Tiene todos los requisitos para estar excarcelado. No sé por qué tiene que estar detenido solo por los dichos de una menor. Hay una discriminación inversa en contra de los hombres". La mujer y la hija no serán los únicos testimonios favorables que intentará presentar la defensa, adelanta el abogado.

Astoul le ofreció a Colosimo defenderlo junto a su socio, Jorge Césaro. Al fisicoculturista, el abogado lo conoce desde hace años: tal como las presuntas víctimas, su hija es compañera de curso y amiga de la de Colosimo en el Nuestra Señora del Refugio. Reconoce, por ejemplo, que el fisicoculturista lo invitó en repetidas ocasiones a su lancha. Colosimo hasta entrenaba a uno de sus hijos. "Me puse esta camiseta difícil", dice Astoul, quien todavía no pudo tomar contacto con el expediente. Por ejemplo, no puede confirmar o desmentir la versión de una nueva denuncia penal proveniente de otro colegio católico de Boulogne, donde el fisicoculturista enviaba a su hija cuatro años atrás. A pesar de todo este cuadro, Astoul ratifica la inocencia de su defendido y revela: "Fueron más de doce chicas al bote. ¿Atacó solo a dos?".

Mentras el acusado permanece arrestado en la celda que ocupa en la DDI de San Isidro desde el miércoles pasado.