Greenpeace deberá pagar a activistas argentinos presos

El hecho había tenido lugar el 18 de septiembre de 2013, cuando el buque "Arctic Sunrise" fue detenido por guardacostas rusos, mientras realizaban una protesta en el Mar Ártico
Lunes 31 de agosto de 2015
A casi dos años de que los argentinos Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi junto a otros 28 activistas de la organización Greenpeace fueran detenidos en Rusia acusados de piratería, el Tribunal del Mar determinó que dichas privaciones de la libertad fueron “ilegales”, por lo que obligó a ese país a compensar económicamente a cada uno de los afectados.

El hecho había tenido lugar el 18 de septiembre de 2013, cuando el buque "Arctic Sunrise" de Greenpeace fue detenido por guardacostas rusos, mientras realizaban una protesta en el Mar Ártico, intentando detener la actividad de una plataforma de la petrolera Gazprom.

A pesar de que los activistas fueron liberados dos meses después de las detenciones, el proceso legal siguió su curso y peso sobre ellos la acusación de haber violado la ley de ese país.

El organismo internacional emitió ahora un fallo que obliga a la Federación Rusa a pagar compensaciones tanto a Holanda –por ser el buque de esa nacionalidad-, como a Greenpeace y a las personas damnificadas por los gastos incurridos y lucro cesante.