Federico Anselmi, el juez argentino que estará en el Mundial

Gracias a sus muy buenas presentaciones en el Circuito Mundial de Seven, Anselmi fue convocado para estar en la cita ecuménica del rugby en el país que vio nacer a este deporte.
Miércoles 2 de septiembre de 2015
Federico Anselmi será el árbitro argentino que participará en la Copa del Mundo.Gracias a sus muy buenas presentaciones en el Circuito Mundial de Seven, fue llamado a arbitrar partidos de XV y su rendimiento lo llevó a poder estar participando de la cita ecuménica del rugby en el país que vio nacer a este deporte.

“Voy como segundo asistente. En definitiva, son las mismas responsabilidades que las del primer asistente, salvo que ante una eventualidad con el árbitro principal, es éste el que lo reemplaza, pero después, nuestra tarea primaria, la importante, la básica que tenemos que atender y que si no lo hacemos es una falla grave, es vigilar el touch y estar atentos al posible juego sucio. Eso es lo primordial”, explica Anselmi, que ya está viviendo el Mundial con intensidad “desde el día que me enteré que iba a ir”.

Tiene seis partidos en la primera ronda y en tres de ellos, vigilará a potenciales campeones del mundo en cancha: Sudáfrica (vs Japón. El árbitro: Jerome Garcés), Francia (vs Rumania. El árbitro: Jaco Peyper) e Inglaterra (vs Uruguay. El árbitro Chris Pollock). También fue designado para asistir a George Clancy en EE.UU. vs Samoa; y a Glen Jackson en Tonga vs Namibia y EE.UU. vs Japón.

“Voy a estar viajando el miércoles 9 de septiembre. El viernes, sábado y domingo siguientes tenemos una mini concentración, en la que seguramente se buscará afianzar más aún a un grupo de árbitros que en general, todos se llevan bien, se conocen y tienen relación. Es la elite y como todo, te llevás mejor con algunos que con otros, pero hay muy buena camadería”, dice en relación al staff arbitral que estará en Inglaterra.

La Copa del Mundo tiene siempre a aunar criterios entre los diferentes jueces y esta no es la excepción. Federico explica que “en la última concentración nos dieron las pautas para que estemos atentos a cosas que seguramente van a ponerse de manifiesto en los próximos partidos de preparación tanto en el hemisferio norte como en el sur. Son tres situaciones en las que nos pidieron poner foco: la primera, que el tackleador arribe al tackle de pie. La segunda, que los que se incorporan a un maul lo hagan por detrás o al costado del que lleva la pelota y no por delante, porque eso genera una barrera que es casi indefendible, y la tercera cosa a la que tenemos que estar atentos y puntillosos es al offside, a que estén detrás del último pie en el maul y en el ruck, que nadie se adelante. En estas tres áreas es en las que se va a poner mayor foco. Por supuesto, que a todo lo demás también, pero esto nos lo remarcaron” dijo Federico, que con tan solo 32 años llega a su primera cita mundialista de XV (ya estuvo en el Mundial de Seven de Moscú).

“No lo tenía en mi cabeza. Yo tenía hecho mentalmente un camino que involucraba a los JJOO de Rio para llegar así al Mundial del 2019 en Japón. Se me dio ahora por esas cosas del destino y estoy muy tranquilo, porque es algo que sé que me tengo que tomar con mucha calma, sin precipitarme”, añadió.

“Es un éxito del plan de alto rendimiento de la UAR. No es algo personal. Yo soy la punta del iceberg y si bien mi esfuerzo es grande y le meto con todo porque esto me apasiona, hay muchos árbitros en Argentina que se preparan muy seriamente para poder dar el paso siguiente”, expresa Federico, cuyo experiencia en el ámbito internacional está dado por sus excelentes antecedentes como árbitro del Circuito Mundial de Seven de World Rugby, del que es uno de los más experimentados.