La foto del niño sirio abre el corazón, y la billetera, de Merkel

La canciller alemana anunció por su parte una partida de 6.000 millones de euros para mejorar atención e integración en 2016. Hay más de 120 mil en Europa y siguen llegando.
Lunes 7 de septiembre de 2015
Alemania anunció el lunes 6.000 millones de euros para hacer frente al masivo flujo de migrantes mientras Francia y Reino Unido se comprometieron a acoger a miles refugiados, un signo de que Europa se moviliza para resolver la crisis migratoria.

Después de que en el fin de semana llegaran a Alemania una cifra récord de migrantes, la presión para los dirigentes europeos seguía aumentando. Este lunes unas 15.000 personas lograron llegar a la isla griega de Lesbos, convertida en puerta de entrada para los refugiados que huyen de la guerra en Siria.

"Lo que vivimos ahora es algo que nos seguirá ocupando los próximos años, nos cambiará, y queremos que el cambio sea positivo y pensamos que podemos lograrlo", declaró la canciller alemana Angela Merkel.

El presidente francés François Hollande anunció que su país va a acoger a 24.000 refugiados en los dos próximos años del total de los 120.000 que la Comisión europea quiere realojar en Europa. Si no hay una política conjunta, vamos hacia el "final de Schengen", advirtió Hollande, en referencia al espacio de libre circulación que rige en Europa.

La canciller alemana anunció por su parte una partida de 6.000 millones de euros para mejorar la atención y la integración de los refugiados en 2016.

La Comisión propondrá el miércoles ante el parlamento europeo repartir esos 120.000 refugiados en los dos próximos años. Esta propuesta se añade a la reinstalación de otros 40.000 migrantes anunciada en mayo, y que solo afectaba a los que se hallaban en Italia y Grecia.

De esos 120.000, la UE quiere que Francia, Alemania y España reciban a 71.305 solicitantes de asilo. De esa manera Alemania acogería a 31.443 de los solicitantes de asilo que llegaron a Italia, Grecia y Hungría, es decir el 26,2%, mientras que Francia recibiría a 24.931 (20%) y España 14.931 (12,4%).

De esta forma, los tres países recibirán a la mayoría de refugiados. Sin embargo, y ello demuestra la magnitud del problema, Alemania espera recibir 800.000 solicitudes de asilo este año, cuatro veces más que el año pasado.

- Situación "explosiva" -
=========================

Sin embargo, este sistema de cuotas no gusta a todo los países europeos, en particular en el este. Es el caso de Viktor Orban, el primer ministro de Hungría, que el lunes consideró prematuro debatir sobre el sistema de cuotas mientras el flujo de migrantes no esté controlado.

Por su parte, el primer ministro británico David Cameron destacó la "extraordinaria compasión" en su país, que aceptó recibir en cinco años a más de 20.000 personas, mientras que el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, dijo que la crisis de los refugiados puede empañar la imagen de Europa.

Mientras tanto las islas griegas del Mar Egeo oriental siguen recibiendo a miles de migrantes procedentes de las cercanas costas turcas.

Es el caso de Lesbos, que según el ministro griego de política migratoria, Iannis Mouzalas, está "a punto de explotar" por la presencia de "entre 15.000 y 17.000 refugiados", el equivalente de una quinta parte de su población total.

La agencia de la ONU para los refugiados (Acnur) cifra en 366.402 las personas que han llegado a Europa por el Mediterráneo en 2015, de las cuales 2.800 murieron en la travesía. Además del total de personas que han cruzado el mar, un 51% procede de Siria. En Sicilia, la marina italiana desembarcó este lunes los cuerpos de 60 inmigrantes que murieron en abril en el naufragio de una embarcación en la que perecieron 800 personas. El presidente italiano prometió rescatar a los cuerpos del barco siniestrado del que hasta ahora se han podido recuperar 118 cadáveres.

- Emoción -
===========

En Alemania, la canciller Merkel aludió este lunes a un fin de semana "emocionante e impactante", en el que llegaron a Alemania más de 20.000 refugiados procedentes mayoritariamente de Siria. Este lunes, otros 3.000 refugiados llegaron al país.

La canciller expresó su alegría de que Alemania se haya convertido en un país que la gente asocia a la esperanza. "Es algo muy valioso si miramos nuestra historia", afirmó.

Centenares de voluntarios se congregaron el fin de semana en las estaciones de tren alemanas para entregar a los refugiados agua o comida, con pancartas en las que se podía leer "Refugees welcome!" ("Refugiados bienvenidos").

En Madrid, la nueva alcaldesa de izquierda, Manuela Carmena, desplegó en la sede del ayuntamiento, en la Plaza Cibeles, una pancarta de ocho metros con el mismo mensaje y además se comprometió a destinar 10 millones de euros para acoger a refugiados a partir de 2016.