VIVO - SESIÓN: H. Cámara de Diputados de la Nación

Preventiva para las acusadas de matar a Diego Sarjanovic

Carolina Virginia Seguer y su madre, Alicia Fernández, fueron acusadas formalmente por la justicia del delito de "homicidio doblemente calificado por ensañamiento y codicia".
Miércoles 9 de septiembre de 2015
La Justicia rosarina dictó hoy la prisión preventiva sin plazo para una mujer de 38 años y su madre de 58, acusadas ambas por el asesinato de un empresario rosarino que recibió 64 puñaladas, hecho por el que podrían recibir prisión perpetua.

Las sospechosas fueron imputadas como coautoras del crimen de Diego Raúl Sarjanovic, quien había desaparecido el viernes pasado y fue hallado sin vida el último lunes.

En horas de la tarde de hoy Carolina Virginia Seguer y su madre, Alicia Fernández, fueron acusadas formalmente por el delito de "homicidio doblemente calificado por ensañamiento y codicia".

En su presentación, el fiscal Miguel Moreno afirmó que ambas mujeres mataron a Sarjanovic "prolongando innecesariamente su agonía" y "con el mezquino fin de evitar saldar una deuda que mantenían con la víctima".

Durante la audiencia en los Tribunales provinciales los funcionarios del Ministerio Público de la Acusación indicaron que el crimen se produjo alrededor del mediodía del viernes.

Detallaron que el informe de la autopsia realizada el lunes determinó que el hombre de 44 años había muerto 72 horas antes del hallazgo de su cadáver, en un departamento del centro rosarino.

La médica encargada de examinar el cuerpo afirmó que algunas de las heridas indican que Sarjanovic tuvo una lucha con sus victimarias.

El fiscal Moreno, por su parte, recordó que las dos mujeres detenidas presentaban "lesiones compatibles con el mecanismo de defensa" al que se refirió la autopsia.

A lo largo de la audiencia, la parte acusatoria manifestó que Seguer era socia del empresario y tenía una deuda de unos 90 mil dólares con el hombre, mientras que algunos testimonios también apuntaron a que mantenían una relación íntima desde hacía al menos un año.

Sarjanovic desapareció el viernes por la mañana, cuando debía encontrarse en un banco del centro con un empleado de la empresa gastronómica MC Catering para completar la operación mediante la cual recuperaría el dinero que le adeudaban, pero nunca llegó a reunirse con él.

El empresario fue buscado desde entonces e incluso ese mismo día Seguer declaró ante las autoridades, cuando reconoció que tenían una relación comercial pero negó tener información alguna sobre su paradero.

El lunes por la madrugada la policía allanó el departamento que la mujer alquilaba en la zona de Moreno al 500 y allí encontró muerto al hombre de 44 años, quien presentaba múltiples heridas de arma blanca y elementos contundentes.

En el mismo lugar también se secuestró un cuchillo de hoja ancha que podría ser el arma homicida.

Horas después de que apareciera el cadáver, Seguer fue detenida junto a su madre cuando circulaban en un auto por la ruta 8 a la altura de Las Vertientes, en el sur de la provincia de Córdoba.

Ambas fueron trasladadas ayer a Rosario y hoy se abstuvieron de declarar durante la audiencia imputativa.

La jueza penal Raquel Cosgaya aceptó la calificación del hecho solicitada por la Fiscalía, por lo que ambas mujeres afrontan una pena en expectativa de prisión perpetua.