Los Pumas rozaron la hazaña y sueñan con estar "entre los cuatro primeros"

El plantel y el cuerpo técnico coincidieron en que el equipo “va por la buena senda” y aspiran a llegar a las semifinales.
Martes 22 de septiembre de 2015
La Selección argentina de rugby "va por la buena senda", tras rozar la hazaña de derrotar el domingo a Nueva Zelanda en el debut del Mundial, al tiempo que mantiene intacto su objetivo de llegar a semifinales, según afirmó José Santamarina, el team mánager de Los Pumas y asistente del entrenador, Daniel Hourcade.

Santamarina, en un acto en la embajada argentina con presencia de la embajadora, Alicia Castro, agregó que el objetivo de su equipo es ambicioso: "estar entre los cuatro primeros".

"Creemos que hicimos un buen partido durante 60 minutos, pero los partidos duran 80, y con rivales así no has ganado hasta el final. Vamos por la buena senda y trataremos de seguir creciendo", explicó Santamarina.

"Venimos jugando de la misma manera durante dos años, creciendo con el mismo estilo. Es un paso más para apuntar en nuestro objetivo de llegar a las semifinales del Mundial, pero la derrota no cambia nada en el estilo del equipo. Creo que vamos a estar entre los cuatro primeros. Pensamos en eso y para ello estamos trabajando", completó.

Los segundas líneas Guido Petti y Mariano Galarza y el tercera línea Leonardo Senatore sufrieron golpes y el hooker Agustín Creevy se quejó de dolores en la espalda, pero Santamarina señaló que "están evolucionando bien y estarán listos" para jugar el próximo viernes contra Georgia, que venció a Tonga en el debut.

"Para llegar al nivel de los All Blacks nos falta ese volumen de competencia que es el Super Rugby (el campeonato profesional de franquicias del Hemisferio Sur), pero entraremos en ese torneo el año que viene, así que lo tendremos", explicó Santamarina.

Santamarina señaló que en el resto del torneo, empezando por Georgia, su próxima rival, seguirán siendo un equipo de ataque.

"En los partidos de rugby se tiene la oportunidad de atacar y cuando se da la oportunidad la usamos. Es el gran plan y no lo cambiamos. Es un deporte de ataque y mandamos al equipo a atacar todo lo que pueda, a seguir haciendo lo que hacemos bien y cuidar lo que no hacemos bien, como los penales que cometimos al principio contra Nueva Zelanda", indicó.

El segunda línea Matías Alemanno, que podría ocupar el puesto de Guido Petti, el autor del único try argentino contra Nueva Zelanda, si evolucionara desfavorablemente de su golpe en una pierna, afirmó que quiere jugar pero también que su compañero se recupere.

"Ojalá esté bien, que no tenga nada grave. Muero de ganas por jugar y estoy trabajando duro para ello", explicó Alemanno.

Alemanno señaló que Los Pumas salieron satisfechos del partido contra Nueva Zelanda.

"Está el sabor amargo en el vestuario por la derrota, pero estábamos tranquilos porque se dejó todo en la cancha. Salimos con la cabeza en alto. Estamos en el buen camino, hay que seguir así porque los triunfos van a llegar seguramente", dijo Alemanno.

Por su parte, el pilar Juan Pablo Orlandi, afirmó que creyó que el domingo se ganaba por primera vez a Nueva Zelanda en la historia.

"Estábamos jugando muy bien y con el try (de Petti) fuimos a más, creímos que era el día", dijo Orlandi.

"En los últimos cinco años, el rugby argentino creció mucho. Venimos al Mundial con las expectativas de ganar. Hay muchas expectativas en el equipo, ya que las diferencias son mínimas ahora entre los equipos", explicó el pilar.

Orlandi espera un partido difícil ahora contra Georgia. "Tiene a todos sus jugadores en Francia e Inglaterra, en la mejores ligas. Lo único es que tuvimos un día menos de recuperación que ellos, que jugaron antes", concluyó.