"Como hijo de inmigrantes estoy feliz de ser huésped en EE.UU."

En su visita a la Casa Blanca, Francisco llamó a "rechazar de plano la injusticia y la discriminación". Obama elogio su trabajo para ayudar a los pobres y su compromiso contra el cambio climático.
Miércoles 23 de septiembre de 2015
El papa Francisco llamó hoy a "rechazar de plano la injusticia y la discriminación" al reunirse con el presidente Barack Obama en los jardines de la Casa Blanca en Washington, en el marco de su segundo día de visita a Estados Unidos.

El presidente Barack Obama, dio el miércoles la bienvenida al Papa Francisco a la Casa Blanca con un cálido elogio al trabajo del pontífice para ayudar a los pobres y su compromiso con la lucha contra el cambio climático.

Obama agradeció al Papa por su ayuda en el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba y dijo que su mensaje de "misericordia" subraya la necesidad de acoger a refugiados e inmigrantes.

El presidente destacó el impulso de Francisco para tomar acciones con respecto al calentamiento global, un asunto que divide a demócratas y republicanos en Estados Unidos.