Catedral San Mateo: el Papa Francisco ora con 300 obispos

Pidió que trabajen para que los casos de abuso sexual de niños que sacudieron a la Iglesia. “Sé cuánto les ha hecho sufrir la herida de los últimos años, y he seguido de cerca su generoso esfuerzo”, dijo.
Miércoles 23 de septiembre de 2015
El papa Francisco pidió a los obispos estadounidenses que trabajen para que los casos de abuso sexual de niños que sacudieron a la Iglesia Católica no se repitan nuevamente.

“Sé cuánto les ha hecho sufrir la herida de los últimos años, y he seguido de cerca su generoso esfuerzo por curar a las víctimas, consciente de que, cuando curamos, también somos curados, y por seguir trabajando para que esos crímenes no se repitan nunca más“, dijo el pontífice argentino durante una sesión de oración con los prelados en una iglesia de Washington.

También les advirtió de que deben comportarse con valor y no dejarse “paralizar por el miedo” a pesar de reconocer que los miembros de la jerarquía de la Iglesia en Estados Unidos se encuentran a menudo en un territorio “hostil”.

El sumo pontífice se reúne con unos 300 obispos en la Catedral de San Mateo, tradicional símbolo para la comunidad religiosa local: fue allí donde fueron velados los restos del único presidente estadounidense católico, John F. Kennedy, y en 1979 Juan Pablo II ofició una misa en ese templo.

Previamente, el Sumo Pontífice recorrió las calles de Washington en su papamóvil. A su paso pudo saludar y abrazar a varios niños, pese al fuerte despliegue de seguridad.

Más tarde, Francisco oficiará una misa en español en la basílica de la Inmaculada Concepción, el mayor templo católico de América del Norte, para la canonización del franciscano Junípero Serra, quien en la segunda mitad del Siglo XVIII llevó el catolicismo al territorio que actualmente es California.