Ataque, lo mejor de Los Pumas; la defensa, la deuda pendiente

El equipo de Hourcade mostró variantes a la hora de anotar pero el plantel afirma que deben mejorar la parte defensiva.
Martes 6 de octubre de 2015
Argentina está teniendo una buena actuación en el Mundial de rugby en ataque pero en defensa todavía no ha encontrado el equilibrio. Ante Georgia y Tonga, en dos partidos que se ganaron bien, en la primera parte se cometieron errores que pusieron en apuros a los Pumas.

En el primer duelo ante Nueva Zelanda (26-16), en un encuentro en que se puso las cosas difíciles a los All Blacks, Argentina, que iba ganando por 13-12 en el descanso, pateaba demasiado rápido el balón en defensa y se lo entregaba al contrario.

En el duelo contra Georgia, empezó el festival ofensivo con siete tries y un triunfo de 54-9, pese a que al primer tiempo se llegó con una ventaja de solo 14-9, habiendo cometido ocho penales por solo cuatro de su rival en esos primeros 40 minutos.

Frente a Tonga, otra vez la indisciplina en defensa, con tackles arriba en lugar de abajo ante forwards que eran muy potentes físicamente, y la batalla perdida en los scrums hizo de nuevo pasar apuros en buena parte del encuentro.

Con 20-13 al descanso, en la segunda parte, los Pumas hicieron la diferencia para ganar 45-16, con cinco tries.

"Queremos jugar bien y ganar de mejor forma. No estamos muy contentos. La defensa no hizo lo que venía haciendo. Fue un día en que esperamos demasiado a un equipo que juega físicamente y fue un error", explicó el técnico Daniel Hourcade al final del partido.

Raúl Pérez, uno de los asistentes de Hourcade, reconoció este lunes que existen diferencias entre el buen nivel en ataque y lo que falta en defensa.

El apertura Nicolás Sánchez es el máximo goleador del torneo con 51 puntos, mientras que los wing Juan Imhoff y Santiago Cordero, llevan tres tries cada uno.

"El equipo siempre es intenso, siempre tiene la intención de ser agresivo en ataque y tenemos cosas que corregir para tener la misma agresividad en defensa", reconoció Pérez.

Graham Henry, el neozelandés que condujo a los All Blacks al título mundial en 2011, fue asesor de los Pumas en 2013 y quedó prendado del juego de ataque del jugador argentino.

"Cada pelota es una oportunidad de try, nos dijo Graham cuando trabajó con nosotros", explicó este lunes Raul Pérez, aunque añadió que el neozelandés les indicó que tenían que mejorar algunos aspectos de la defensa, como lo breakdowns.

"Con Hourcade se profundizó más el pensamiento de ser mucho más agresivo en ataque. La voracidad que tienen los Pumas por tener la pelota y de atacar es la filosofía de este técnico", añadió.

Tras estar clasificados virtualmente a cuartos de final, antes del trámite del último partido del Grupo C, el domingo en Leicester ante la débil Namibia, Argentina tiene casi dos semanas para preparar el duelo de cuartos de final, el 18 en Cardiff, contra Francia o Irlanda.

El ataque, los Pumas, lo tienen engrasado. Ahora tienen catorce días para mejorar en lo scrum, ser más disciplinados en defensa y cometer menos penales.