Ganó Nueva Zelanda y puso a Argentina en cuartos de final

La fácil victoria de los "All Blacks" contra Tonga (47-9), en Newcastle, confirmó la clasificación de "Los Pumas".
Viernes 9 de octubre de 2015
La fácil victoria de Nueva Zelanda contra Tonga (47-9), este viernes en Newcastle, confirmó la clasificación de Argentina a cuartos de final del Mundial de rugby, antes de que los Pumas disputen su último partido del Grupo C, el domingo en Leicester frente a Namibia.

Al equipo albiceleste, virtualmente en cuartos tras derrotar a Tonga el pasado domingo, solo le eliminaba una difícil doble carambola. Primero tenía que ganar Tonga a Nueva Zelanda, apoyando al menos cuatro tries, y Argentina tenía que perder ante la débil Namibia por más de siete puntos.

Tras este triunfo, con punto bonus ofensivo, por sus siete tries, los All Blacks confirman su primer puesto en la llave con 19 puntos, mientras que Argentina tiene 10, con un partidos menos, siendo tercero Georgia, con 8, Tonga cuarto con 6 y Namibia, último con 1, también con un encuentro pendiente.

Nueva Zelanda, primero, y Argentina, segundo, esperan ahora rival en cuartos, que saldrá del duelo en la cumbre del Grupo D, el domingo en Cardiff, entre Irlanda y Francia. El vencedor de este partido jugará en cuartos contra Argentina y el perdedor frente a Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda presentó su mejor equipo ante Tonga, con la excepción de su capitán y estrella, Richie McCaw, con problemas en la cadera, y no tuvo problemas para derrotar a Tonga.

Dos tries en la primera parte del fullback Ben Smith (13) y del pilar Tony Woodcock (31), permitieron encauzar a Nueva Zelanda la victoria en el descanso (14-3).

En la segunda parte, los All Blacks marcaron cinco nuevos tries, por medio de los wings Nehe Milner-Skudder, que apoyó dos (52, 58), y Sonny Williams (66), el tercera línea Sam Cane (70) y el centro Maa Nonu (76).

El apertura Dan Carter, casi infalible con el pie, sumó doce puntos en el partido, al acertar seis de sus siete intentos de conversión de los tries.

El apertura tongano Kurt Morath marcó los nueve puntos de su equipo con tres penales. "No fue un partido perfecto, pero estamos bastante contentos con el segundo tiempo", afirmó el técnico neozelandés, Steve
Hansen, tras el partido.

"No estuvimos concentrados en el primer tiempo, pero al final terminamos bien el partido. Hemos puesto un punto y seguido en la fase de grupos y vamos hacia las eliminatorias", añadió.

"No podemos permitirnos hacer errores no forzados, por lo que deberemos trabajar nuestro juego y progresar en algunos gestos técnicos", concluyó.