“Fue desgarrador escucharla pidiendo que deje de pegar”

"Quise resguardar la seguridad de mi hijo y mi mujer que dormían. Me quedé mirando 30 minutos las cámaras para ver si se acercaba a mi casa a hacer disturbios", contó el cuñado de Julieta Mena.
Lunes 12 de octubre de 2015
El cuñado de Julieta Mena, la joven asesinada a golpes en una casa de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, complicó aún más la situación de la pareja de la víctima, al asegurar hoy que "fue muy desgarrador escucharla pidiéndole por favor que le deje de pegar".

Mauro, cuñado de la víctima, quien vive en una casa contigua a donde se produjo el crimen, brindó este lunes un escalofriante relato sobre los momentos previos a la muerte de la joven, que apuntó contra la pareja de la joven, Marcos Andrés Mansilla, detenido en las últimas horas y acusado de haberla asesinado.

El hombre preció que llegó del trabajo y escuchó ruidos en la parte de trasera de su casa: "Cuando llego a mi casa se escuchan ruidos atrás, me acerco a la pared y doy unos golpes a la pared porque mi bebé dormía", indicó.

"Él (por la pareja de la joven) me contesta con otro golpe en la pared y me amenaza. Que golpeas la pared de mi casa, te voy a matar, vos no sabes quién soy", dijo que fue la respuesta.

También indicó que escuchó que la golpeaba a la joven y que 'ella decía que basta de pegarme'.

"Yo la escuchaba llorar a Julieta. Fue muy desgarrador escucharla pidiéndole por favor que le deje de pegar", señaló. En la continuidad de su relato expresó: "Cuando sentí que me amenazaban no llamé a la Policía. Como pasa en muchas parejas, uno denuncia y la mujer por miedo dice que no pasa nada".

"Quise resguardar la seguridad de mi hijo y mi mujer que dormían. Me quedé mirando 30 minutos las cámaras para ver si se acercaba a mi casa a hacer disturbios", contó.

El hombre dijo que pensó que el novio de la víctima golpeaba la pared para provocarlo y mencionó: "Sentí que no estaba en su cabales".

"Más tarde escucho llantos y gritos me acerco a la pared y siento que él dice July despertate, no me podés hacer esto , Ahí la desperté a mi mujer y llamamos a la Policía", detalló.

Por último, menciono: "Él seguía llorando y le pedía que se despierte hasta que no lo escuché más y llegó la Policía".

"Siempre pensé en la seguridad de mi familia si hubieran entrado en ese momento capaz que la podían salvar y lo hubieran agarrado a él", cerró.