¿No estudiaste y tenés un examen? Claves para aprobar

Un destacado investigador desarrolló algunos “trucos” para poder enfrentarlo teniendo una mínima idea del temario.
Lunes 19 de octubre de 2015
Un destacado físico, que también se ha dedicado a estudiar la conducta humana, desarrolló una serie de claves para lograr pasar un exámen con lo mínimo.

Puede que en alguna ocasión te haya sucedido (siempre), se te acabó el tiempo y no alcanzaste a estudiar nada para un examen. Es ahí cuando la angustia te embarga, ante la inevitable posibilidad de responder sin saber nada.

Esta es una situación que tiene mucho que ver con la manera en cómo organizas tu vida y que debes evitar a toda costa.

¿Pero qué hacer cuando ya no hay nada más que hacer? Un destacado investigador desarrolló algunos “trucos” para poder enfrentar con éxito un examen teniendo una mínima idea del temario.

Esto es lo que señala William Poundstone, un físico que también ha estudiado profundamente la conducta humana, descubriendo ciertos patrones que permiten predecir el comportamiento de las personas.

Precisamente a través de esto, logró identificar una serie de pautas que siguen los profesores al momento de realizar un test. Estas conclusiones las obtuvo luego de analizar más de 2500 preguntas de pruebas.

“Busqué estrategias que puedan ayudar a quien está adivinando y computé cuán útiles pueden ser. ¿Por qué es posible hacerlo? Porque aunque las instrucciones que le dan a los educadores es que varíen la ubicación de la respuesta correcta de una manera aleatoria, es más fácil decir eso que hacerlo”, señala el experto a la BBC.

Cabe señalar que esta teoría que mostramos a continuación, solo funciona en determinados tipos de test, “verdadero y falso” y “varias alternativas”, como la PSU.

1.- Lo primero que hay que tener claro es que las respuestas verdaderas son más comunes que las falsas, existiendo una relación de 56% y 44%. La razón de esto es sencilla: siempre es más fácil escribir la verdad que una mentira.

2.- Haz siempre las preguntas que te sabes al principio. Más que algo motivacional, Poundstone se dio cuenta que en un 63% de los casos, la respuesta de la pregunta siguiente será la contraria a su predecesora. En palabras más simples, si sabes que una respuesta es verdadera, lo más probable es que la siguiente sea falsa.

3.- Cuando respondes dos preguntas seguidas, que te sabías, y ambas tenían la misma respuesta, no dudes que la siguiente sea contraria

4.- Ahora en el caso de que hayas respondido como falsa, dos preguntas que te sabías, la siguiente será verdadera. ya que según el investigador en muy pocas ocasiones un profesor coloca tres respuestas falsas seguidas.

Alternativas múltiples

1.- En aquellos “exámenes de tres opciones, en un 75% de los casos la respuesta de la pregunta siguiente es diferente a la de su predecesora” señala Poundstone.

2.- En el caso de que existan cuatro respuestas, siempre la segunda alternativa es la que tiene mayores posibilidades de ser cierta. aproximadamente un 75%

3.- Cuando te encuentras con cinco alternativas, la última tiene mayores probabilidades de ser correcta en un 23% de los casos. Así que según el investigador “Si dudas, apuesta por ella.”

5.- La opción más larga siempre tiene mayores posibilidades de ser la correcta.