Lunes caótico: paros y demoras en cuatro de las seis líneas

La “B” y la “D” realizaron medidas de fuerza. La que va por avenida Corrientes estuvo más de 11 horas sin servicio, la que inicia en Cabildo sólo al regreso. “A” y “H”, impuntuales.
Lunes 19 de octubre de 2015

El servicio en la línea D del subterráneo se restituyó esta tarde tras casi dos horas de un paro sorpresivo realizado por los metrodelegados a raíz de que una trabajadora fue agredida por un pasajero en la estación 9 de Julio.

La medida de fuerza afectó a miles de usuarios que utilizan la línea D, que circula entre las estaciones Catedral y Congreso de Tucumán.

La protesta en la línea D se inició pasadas las 16.30, tras confirmarse que una guarda había sido agredida por un pasajero en la estación 9 de Julio, y se prolongó hasta las 18.

Los metrodelegados decidieron realizar el paro, pese a que efectivos de la Policía Metropolitana detuvieron al agresor. La protesta de los trabajadores de la línea D comenzó poco después de que el personal de seguridad privada que bloqueó las vías por más de 11 horas en la línea B levantó la protesta, tras llegar a un acuerdo con la empresa Metrovías.

En tanto, las líneas H y A sufrieron demoras e interrupciones en distintos horarios del día.

La medida de protesta en la línea B había sido considerada como "netamente política" por el gobierno porteño.