Hay casi 100 hechos diarios de acoso y abusos en el transporte

Según la ONG Defendamos Buenos Aires, el 42 por ciento de los casos denunciados ocurrieron en los trenes; el 38 por ciento fue en subte. Ayer un hombre fue detenido por masturbarse en la línea A.
Miércoles 21 de octubre de 2015
Casi 100 hechos de acoso y abusos se registran diariamente en los medios de transporte público, mayormente dentro de vagones de los subtes y trenes del área metropolitana, revela un trabajo estadístico de una ONG especializada en la temática.

Un informe difundido por la organización Defendamos Buenos Aires indica que "cada día, en ambos lados de la Avenida General Paz, decenas de mujeres son molestadas hasta llegar al límite del abuso sexual simple a bordo del transporte público en colectivos, subte y trenes".

De acuerdo a la estadística, unos 99 casos ocurren cada día y por ámbito de ataque la cantidad de abusos sufridos en los trenes llevan la delantera con un 42 por ciento, siguen los subtes con 38 por ciento y los colectivos con 20 por ciento.

El caso registrado en las últimas horas dentro de una formación del subterráneo de la Ciudad de Buenos Aires, de "un depravado, que luego de masturbarse continuó con su faena de abuso sexual e incluso eyaculó sobre una mujer", no es un hecho aislado el abogado Javier Miglino.

"Esa causa donde lamentablemente la justicia penal excarceló al delincuente, puso sobre el tapete el infierno cotidiano que sufren las mujeres, especialmente de entre 14 y 50 años, que día a día utilizan un colectivo, tren o subte en el Conurbano bonaerense o la Ciudad de Buenos Aires a los efectos de trasladarse a sus empleos o casas de estudio", agregó el titular de Defendamos Buenos Aires.

Según Miglino, "en lo que se refiere a colectivos, las líneas de colectivos en Provincia de Buenos Aires que lideran las denuncias por abusos son la 542 que va desde la estación de Lomas de Zamora hasta el Puente de la Noria, los distintos ramales de la línea 620 entre González Catán, Laferrere, Isidro Casanova y otros hasta la Avenida Provincias Unidas y Gral. Paz, la línea 148 El Nuevo Halcón que va desde Florencio Varela y otros hasta la Ciudad de Buenos Aires y la línea 60 con extensos recorridos en Capital y Provincia de Buenos Aires, junto a las líneas 15, 21 y 28 van a la cabeza de los reclamos por abuso".

"En los trenes los mayores problemas con señoritas y mujeres que van a trabajar o estudiar, se presentan en dos horarios determinados con claridad: la franja de las siete a las nueve y desde las 17.00 a las 20.00, en la línea Roca que va desde Temperley hasta Constitución, la línea Sarmiento desde Ramos Mejía hasta Once y la línea Mitre desde Olivos hasta Retiro".

"En cuanto a los subterráneos, las líneas más atacadas son la D entre Congreso de Tucumán y Catedral, la Línea A entre el porteño barrio de Flores y la estación Plaza de Mayo y la línea C entre Constitución y Retiro", agregó Miglino.

Desde el "apoyo" hasta verdaderos ataques sexuales

"Los mayores reclamos se dan a partir de rozamientos que se repiten a medida que se producen cadencias de movimiento en colectivos, trenes y subtes hasta verdaderos ataques sexuales al momento de bajar en estaciones de subte como Diagonal Norte, donde un delincuente fue detenido hace unos días; configuran un verdadero tormento cotidiano para chicas y señoras que deben soportar como verdaderos depredadores sexuales se apoyan sobre el cuerpo femenino, o le tocan senos y otros simulando mirar la hora, descansar los brazos tomados del pasamano o utilizar una bolsa para colocarse en posiciones tales que permiten tocar sin ser vistos".

"Muchos de los 99 abusos que ocurren a diario en Capital y Provincia son denunciados ante la justicia", señaló el abogado.