Stolbizer pidió apoyo a radicales para el domingo

La candidata a presidenta por Progresista aprovechó el cierre para congregar a los principales referentes de su espacio. Instó a votar "positivamente" este domingo, en base a los "principios".
Jueves 22 de octubre de 2015

La candidata a presidenta por Progresista, Margarita Stolbizer, destinó su último discurso de campaña a convocar a los radicales para que opten en base a sus "principios" en las elecciones del domingo y aprovechó el cierre para congregar a los principales referentes de su espacio.

Así, Stolbizer finalmente logró que el socialista Hermes Binner abandone por unas horas la provincia de Santa Fe y se ubique en las primeras filas de una de las salas del Paseo La Plaza, en esta ciudad.

Con la presencia también del gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, el mandatario electo Miguel Lifschitz y la intendenta electa de Rosario Mónica Fein, Stolbizer elogió la gestión en esa provincia y la "transparencia".

En busca de diferenciarse de sus rivales electorales, la candidata presidencial destacó la realización de una campaña de "convicción y coherencia" en la que "no" hicieron "ni una sola concesión".

"En la política es cada vez más extraño, así que hemos pensado patentar la coherencia", chicaneó.
Además, Stolbizer instó a votar "positivamente" este domingo, en base a los "principios" y convocó especialmente a los radicales.

Por tal motivo, eligió transmitir en su acto el audio del cierre de campaña del ex presidente Raúl Alfonsín de 1983 y realizar un "homenaje" a quien "sigue siendo la persona que nos conmueve y nos moviliza", afirmó.

Con la intención de convencer por última vez a los radicales descontentos con el acuerdo con el PRO, la bonaerense pidió evitar votar por el candidato por Cambiemos Mauricio Macri "tapándose la nariz".

"Este espacio no tiene fecha de vencimiento", repitió Stolbizer en el cierre del acto, aunque sabe que estas elecciones servirán apenas para el ingreso de algunos diputados nacionales y para comenzar un proyecto político de identidad "progresista", alejado ya del frustrado UNEN.