Boca venció a Lanús por 2-0 y es finalista de la Copa Argentina

El uruguayo Nicolás Lodeiro abrió el marcador a los 13 minutos de juego, de penal, y a los 30 amplió la diferencia Carlos Tevez. El equipo de Arruabarrena también está por coronarse en el torneo local.
Viernes 23 de octubre de 2015

Boca Juniors se clasificó esta noche para la final de la Copa Argentina al vencer a Lanús 2-0 en el Estadio San Juan del Bicentenario, en la antesala de la definición del campeonato de los 30 equipos.

El uruguayo Nicolás Lodeiro abrió el marcador a los 13 minutos de juego, de penal, y a los 30 amplió la diferencia Carlos Tevez.
Lanús terminó en inferioridad numérica porque, a los 34 minutos del segundo tiempo, fue expulsado el paraguayo Gustavo Gómez y, a los 45, Matías Fritzler.


Todavía no se habían establecido los roles de uno y otro en el partido cuando Marcelo Meli se le escapó a Diego Braghieri, quien lo derribó desde atrás en el área.

El árbitro Saúl Laverni sancionó penal y Lodeiro se hizo cargo del tiro castigo, ejecutándolo con potencia, arriba y a la izquierda de Matías Ibáñez, quien se volcó decididamente hacia el palo.

Boca contaba con la ventaja, fundamental en la ocasión, del gol tempranero, que desconcertó al granate y le permitió manejar los tiempos del cotejo.

Sin embargo, la fase pudo haberse complicado para los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena si Pablo Pérez hubiera visto la tarjeta roja en vez de la amarilla por patear
deliberadamente a Román Martínez, a los 26.

Esto no ocurrió, y a los 30 Tevez se adueñó de un pase largo de Lodeiro echando por tierra a Gustavo Gómez, para luego convertir el 2-0 entre las piernas del arquero.

El azul y oro estuvo a punto de liquidarlo de contraataque, a los 42, pero tras un pase ideal de Tevez, Meli le erró al arco de cara al gol.

Nueve minutos después de la reanudación tuvo su mejor posibilidad Lanús, gracias a un centro con efecto de Víctor Ayala y una mala respuesta de Agustín Orion, quien se reivindicó en la misma jugada al tapar el cañonazo oportunista de Martínez.

La diferencia de dos tantos daba margen para hacer cambios especulativos, por lo que el Xeneize no tardó en bajar el ritmo y concentrar sus fuerzas en defensa.

La impotencia del conjunto bonaerense pudo haber deparado una baja lamentable tanto para Boca como para el fútbol argentino, ya que Gómez aprovechó una dividida para levantar por el aire a Tevez, razón por lo que fue expulsado sin más.

Y como si no hubiera habido suficiente violencia, sobre la hora Fritzler pateó en el suelo a Gino Peruzzi y dejó a Lanús con nueve hombres.

Boca había alcanzado esta instancia dejando en el camino a Huracán Las Heras, Banfield, Guaraní Antonio Franco y Defensa y Justicia, mientras que Lanús llegó a semifinales a costa de Atlético Tucumán, Nueva Chicago, Independiente y Vélez Sarsfield.

Así, después de varios años de sequía, el cuadro de la ribera tendrá la posibilidad de dar dos vueltas olímpicas en pocos días