Kirchnerismo perdió bancas y no tendrá más quórum propio

El Frente para la Victoria perdió 17 bancas, de las 77 que puso en juego. Seguirá teniendo el bloque más grande con 100 legisladores.
Lunes 26 de octubre de 2015
Las elecciones nacionales de este domingo modificaron el mapa parlamentario en la Cámara de Diputados, donde el Frente para la Victoria perdió 17 bancas, de las 77 que puso en juego, quedando con un bloque de 100 legisladores, sin que le alcance para el quórum propio (129).

El oficialismo continuará siendo la bancada con mayor cantidad de integrantes en la Cámara baja a partir del próximo 10 de diciembre, pero tendrá menor libertad de movimiento en el futuro gobierno.

En la suma total de lo recolectado en cada provincia, el kirchnerismo con Daniel Scioli a la cabeza sacó entre propios y aliados 60 bancas, mientras que el frente Cambiemos que lidera Mauricio Macri -contando UCR, PRO y Coalición Cívica- logró sumar 38.

En tanto, el frente UNA de Sergio Massa obtuvo 15 escaños, mientras que Compromiso Federal se llevó 2, Progresistas logró 1 banca en la Ciudad y el Frente de Izquierda 1 en Buenos Aires.

Con estos resultados y el balotaje en marcha, se abre una nueva etapa en la Cámara de Diputados, ya que a partir del próximo período nadie tendrá mayoría propia -algo que sí tenía ahora el FpV- y las negociaciones estarán a la orden del día, sea quien sea el próximo presidente del país.

El oficialismo se quedó con 14 bancas en Buenos Aires, donde el frente Cambiemos ganó 13, UNA 7 y 1 el Frente de Izquierda, sobre las 35 en juego.

En la Ciudad de Buenos Aires, el frente Cambiemos sacó 6 bancas, mientras que el Frente para la Victoria obtuvo 3, UNA logró 2 escaños y el Progresistas 1.

La provincia de Córdoba repartió 5 espacios para Cambiemos, 2 para el kirchnerismo y 2 para UNA, y el distrito Mendoza dejó 3 para el sector de Macri y 2 para el FpV.

La división en Santa Fe fue de 4 para el oficialismo, 3 para Cambiemos, 2 para UNA y 1 para el Frente Progresista Cívico y Social.

En Catamarca, el reparto fue 1 banca para el FpV y 1 para Cambiemos, mientras que en Corrientes el oficialismo se llevó 3 y el radicalismo 1.

Los escaños de Chaco se dividieron 2 para el kirchnerismo y 1 para Cambiemos, en tanto que en Chubut fueron 2 para el FpV y 1 para el Frente Chubut Somos Todos.

En Entre Ríos, se repartieron 2 bancas para el oficialismo y 2 para Cambiemos, mientras que en Formosa fueron 2 para el FpV y 1 para el Frente Amplio Formoseño.

En Jujuy, el Frente Cambia Jujuy que reunió a toda la oposición sacó 2 escaños y 1 se llevó el kirchnerismo.

La provincia de La Pampa repartió 1 banca para el FpV y otra para Cambiemos, en tanto que La Rioja dejó 2 para el espacio de Macri y 1 para el oficialismo.

En Misiones, las 4 bancas en juego se quedaron con el Frente para la Victoria, y en Neuquén se dividieron 1 para el kirchnerismo y 1 para Cambiemos.

En Río Negro, el reparto fue 2 para el oficialismo nacional y 1 para el espacio de Macri, mientras que Salta entregó 2 para el FpV, 1 para Cambiemos y 1 para UNA.

Fueron 2 bancas más para el kirchnerismo en San Juan y 1 para la Alianza Compromiso San Juan, mientras que en Santa Cruz ingresó 1 por el FpV y 1 por Unión para Vivir Mejor.

En Santiago del Estero el oficialismo se llevó 3 bancas y 1 se la quedó el frente UNA, en Tucumán se dividieron 3 para el FpV y 2 para Cambiemos, y en Tierra del Fuego 2 para el kirchnerismo y 1 para el espacio que lidera Macri.