Las encuestadoras, las grandes perdedoras de las elecciones

Ninguna consultora de opinión acertó el resultado final de los comicios que mostró una escueta diferencia entre Scioli y Macri. ¿Realizan estudios o son formadores de opinión?
Lunes 26 de octubre de 2015
Con la difusión del escrutinio provisorio por parte de la Dirección Nacional Electoral, quedó en clara evidencia la falibilidad de todas las encuestadoras, que erraron sus pronósticos de manera notoria y por un margen considerable.

Cuando se llevan escrutadas el 85,16 por ciento de la totalidad de las mesas del país, el candidato oficialista, Daniel Scioli, se imponía sobre su oponente de Cambiemos, Mauricio Macri por una escueta diferencia de 0,6 puntos. Las consultoras de medición de intención de voto habían publicado una ventaja a favor del postulante del Frente para la Victoria en un rango que iba entre 9,6 por ciento y 14 por ciento.

Si bien ninguna se animaba a aventurar un triunfo en primera vuelta de Scioli (ya que quedaba pendiente saber si iba a poder franquear la barrera de los 40 puntos), lo cierto es que prácticamente todas le adjudicaban a Scioli la diferencia de diez puntos que precisaba para evitar el balotaje.

Finalmente, los resultados parciales están configurando un escenario muy reñido de cara al balotaje que se celebrará el 22 de noviembre.

La encuestadora que más lejos estuvo de acertar los resultados fue Ipsos-Mora y Araujo que anticipó un triunfo de Scioli con el 42 por ciento contra un 28 por ciento de Macri.

La consultora de Raúl Aragón vaticinó un triunfo en primera vuelta para el FpV con el 39,9 por ciento (con proyección de votos superaría con creces los 40 puntos) contra el 26,8 por ciento de Cambiemos.

En tanto, OPSM, de Enrique Zuleta Puceiro, había estimado una victoria de Scioli con el 38,4 por ciento, seguido por Macri con el 28,8 por ciento.

Por su parte, Poliarquía le atribuía un 37,1 por ciento a Scioli y un 26,2 por ciento a Macri; en tanto que Giaccobe otorgaba 40,3 por ciento para Scioli y 28,7 por ciento para Macri.