Allanaron talleres textiles en Flores por trabajo esclavo

La Agencia Gubernamental de Control reportó que los talleres funcionaban en las calles Terradas y Páez, y registraban clausuras anteriores que habían sido vulneradas.
Martes 27 de octubre de 2015
Las autoridades porteñas dispusieron hoy allanamientos y la clausura de tres talleres textiles que funcionaban en forma clandestina en el barrio de Flores, donde fueron retiradas 22 personas y se registraron fallas graves de seguridad y riesgo de incendio.

La Agencia Gubernamental de Control reportó que los talleres funcionaban en las calles Terradas y Páez, y registraban clausuras anteriores que habían sido vulneradas.

Los operativos fueron realizados por la Agencia, la Dirección de Protección del Trabajo porteña, la División Delitos Federales de la Policía Federal y la Dirección Nacional de Migraciones en cuatro talleres clandestinos.

Los talleres estaban ubicados en Páez al 2600 y Terrada al 7300, y en dos de ellos "se constató la coexistencia de vivienda, por lo que el Juzgado Criminal Nro 8 ordenó el desalojo de 22 personas", manifestó el organismo en un comunicado.

En dos de los talleres ubicados sobre Terrada los inspectores "pudieron comprobar gravísimas fallas de seguridad y riesgo inminente de incendio debido a las precarias conexiones de electricidad junto a la gran cantidad de prendas confeccionadas por los empleados, que además vivían en ese lugar", agregó.

A raíz de las condiciones de riesgo se dispuso el corte del suministro de energía eléctrica, mientras que el Juzgado Criminal 8 a cargo de Marcelo Martinez de Giorgi ordenó el desalojo de las 22 personas que se encontraban en el lugar, quienes fueron asistidas por el programa de Rescate del Ministerio de Justicia.

Uno de los talleres fiscalizados en Páez al 2600 violaba una clausura anterior, por lo cual se secuestraron las máquinas de costura que estaban siendo utilizadas.