Australia y Nueva Zelanda, una final con historia

De las 154 veces en que se enfrentaron, los All Blacks ganaron 105. Pero el último enfrentamiento con un título en juego cayó del lado de los Wallabies.
Miércoles 28 de octubre de 2015
Nueva Zelanda y Australia protagonizarán el próximo sábado un nuevo duelo entre vecinos, el llamado derbi del mar de Tasmania. Será el enfrentamiento número 155 entre All Blacks y Wallabies y el primero que tiene como escenario la final de un Mundial.

Será la cuarta final mundialista para ambos equipos, los dos únicos que permanecen invictos, y el vencedor se convertirá en el primer país que conquista tres títulos mundiales, situándose así al frente del palmarés y pudiendo presumir, al menos durante cuatro años, de ostentar la hegemonía del Planeta Oval.

Nueva Zelanda ganó el primer Mundial que se disputó (1987) y el último (2011), en ambos con Francia como rival y con el Eden Park de Auckland como escenario, mientras que perdió la histórica final de 1995 ante Sudáfrica. Además, los de negro afrontan un reto con la historia: convertirse en el primer campeón que revalida el título, algo que nadie ha logrado hasta la fecha.

Australia, por su parte, celebró sus dos títulos en tierras británicas --¿un guiño para la final de Twickenham?--: superó en 1991 a Inglaterra y en 1999 a Francia, mientras que cayó en la de su propio Mundial ante el 'XV de la Rosa', única RWC que ha viajado al Norte.

Como decíamos, será el enfrentamiento número 155 en este duelo entre los dos países que comparten el mar de Tasmania y cuyo precedente se remonta nada más y nada menos que a 1903. Desde entonces, el dominio de los actuales defensores del título es claro: 105 victorias suyas, es decir, casi un 70%, por 7 empates y sólo 42 triunfos australianos, con un balance de 3.126 puntos a favor y 2.143 en contra.

Una de ellas llegó en las semifinales de hace cuatro años, cuando se impusieron por 20-6, mientras que la anterior vez que se habían enfrentado en la penúltima instacia de una RWC el triunfo, también como local, sonrió a los 'Wallabies' por 22-10.

El último precedente de este enfrentamiento que cada año pone en juego la Bledisloe Cup, torneo que se dirime en los partidos anuales que disputan ambos equipos, data del pasado The Rugby Championship, el torneo heredero del Tri Nations desde la entrada de Los Pumas en el mismo en 2012.

Entonces, los Wallabies se impusieron en Sidney a los All Blacks por 27-19 con el título en juego, primero que conquistaban los de amarillo después de tres años de títulos neozelandeses --Sudáfrica no lo gana desde 2009 y Argentina, lógicamente, todavía no aspira a él-- y que ponía punto y final a cuatro años de sinsabores ante los de negro.

Era la tercera derrota de los 'All Blacks' en los últimos cuatro años, en concreto desde que ganaron su Mundial, y última hasta el momento, ya que apenas una semana después se vengaron de los 'Wallabies' endosándoles un duro 41-13 en Auckland y volviendo a retener una Bledisloe Cup que no se mueve del país de la nube blanca desde un lejano 2003.