Copiloto declaró a favor de Xipolitakis y culpó al piloto

Dijo que la presencia de la vedette en la cabina del avión no puso en riesgo el vuelo y responsabilizó al comandante por haberla autorizada a estar en ese lugar.
Miércoles 28 de octubre de 2015
El copiloto Matías Soaje negó que la presencia de la vedette Victoria Xipolitakis en la cabina del avión de Austral el 22 de junio pasado haya puesto en riesgo el vuelo, y responsabilizó al comandante por haberla autorizada aquella a estar en ese lugar.

"No se concretó riesgo o peligro alguno desde el inicio hasta el final" del vuelo aseguró el copiloto en una presentación que hizo por escrito ante el juez federal Sergio Torres, ante quien también respondió preguntas como acusado.

A Soaje se lo acusa por la infracción del artículo 190 del Código Penal, el cual prevé prisión de dos a ocho años, "el que a sabiendas ejecutare cualquier acto que ponga en peligro la seguridad de una nave, construcción flotante o aeronave".

Por el mismo delito están acusados el piloto Patricio Zochi, quien está citado para mañana y Xipolitakis, esta última indagada la semana pasada.

En su defensa, Soaje aseguró que la presencia de la vedette no ocasionó riesgo alguno aunque remarcó que fue el piloto "quien la invitó a viajar en la cabina, en el asiento disponilble para un acompañante u observador (denominado jumpseat)".

Sin embargo, el copiloto aseguró que desde el lugar en donde estaba ubicada Xipolitakis "no puede intervenirse en le comando de la aeronave" ni es "posible ejercer el control" de la misma.

Soaje aseguró que en 20 años de carrera nunca recibió sanción u observación alguna por su labor, y que el vuelo que tuvo lugar el 22 de junio pasado él estaba en "plena forma" luego de "haber respetado el descanso reglamentario".

Sobre la presencia de Xipolitakis en la cabina aseguró que la misma "no resultó irregular ya que como ha sido manifestado por el comandante Mario Fraiberger es habitual que pasaejeros se acomdoden" y "no resulta peligro alguno para la operación" de vuelo.

Según el copiloto, "el vuelo transcurrió normalmente y se cumplieron los procedimientos" amén que "no se concretó riesgo o peligro alguno desde el inicio hasta el final".

Además, aclaró que Xipolitakis "en modo alguno afectó las maniobras de vuelo" y el uso del teléfono, con el cual ella gravó todo y eso fue el puntapié de la investigación judicial, "no interfiere en el sistema del avión".

También dijo que "en ningún momento" abandonó los controles del avión y que más allá que se vio a Xipolitakis manipulando un comando, ella "sólo lo tocó sin accionar" y fue "antes de iniciarse la carrera de despegue".

Ahora, resta que Torres indague al piloto tras lo cual resolverá la situación procesal de todos los acusados, entre ellos la vedette Xipolitakis.