“Vamos a ir al ballotage”, dijo Cristina Kirchner tras comicios

“Un presidente representa un modelo de país y las políticas de un país”, afirmó la Presidenta en el Salón de las Mujeres del Bicentenario.
Jueves 29 de octubre de 2015

La presidenta Cristina Fernández hizo un llamado a la militancia a que "redoblemos los esfuerzos" y continuar el trabajo "casa por casa dejando de lado cualquier diferencia" para defender el proyecto de gobierno al tiempo que alertó que "nos quieren dividir en tres", por lo que pidió "no seamos tontos".

"Primero nos dividieron en dos para ponernos en jaque y ahora nos quieren dividir en tres, no seamos tontos, seamos cuadro políticos pensantes y militantes", enfatizó la mandataria al hablar desde los balcones de la Casa de Gobierno a los militantes.

La Presidenta también apuntó que "gobernar les puedo asegurar que no es para cualquiera" porque "cuando estás sentado en ese sillón sos vos el que debe decidir, nadie decide por vos, que nadie se haga los rulos".

Fue en ese tramo de su mensaje, en el Patio de las Palmeras que hizo referencia al ballottage que disputarán Daniel Scioli (FpV) y Mauricio Macri (Cambiemos) cuando resaltó que "es necesario que a la hora del conteo sean más los derechos que las mentiras y las cosas disfrazadas".

Además, la Presidenta convocó a los militantes a "un gran proceso de reflexión nacional" y advirtió que en esta segunda vuelta "no estamos en un partido de fútbol, en un River-Boca, no estamos en una cuestión de oficialismo u oposición, estamos ante la disyuntiva de elegir un modelo de país".

Fue en ese contexto que la mandataria señaló que "el barco necesita de los 40 millones de argentinos adentro, con diferencias" para que "el motor siga andando porque sino nos hundimos todos".

Si bien no hizo mención a Scioli, la jefa de Estado sostuvo que "es imposible que todos seamos iguales o que tengamos la misma forma de expresarnos, lo importante son las políticas que se llevan adelante, los nombres no importa".

Tras su discurso por cadena nacional, la Presidenta comenzó la recorrida por el balcón que da a la Galería de los Patriotas Latinoamericanos, donde los jóvenes de La Cámpora y de Unidos y Organizados la recibieron con el cantito: "No se va, no se va, la jefa no se va".

Ante la militancia alertó sobre "los mediocres que desde afuera o desde adentro" intentan dividir al oficialismo y los instó a que "hagan como Ulises y átense al palo de la nave y sigan en el viaje porque tenemos que seguir trabajando".

La Presidenta apuntó que "primero intentaron debilitarnos de mil maneras, desde el Parlamento, con lock out patronal", pero aclaró que el kirchnerismo ha "tenido la fortaleza y pese a todos los pronósticos apocalípticos aquí estamos garantizando nuevos derechos a los argentinos".

"Siempre le hacen creer a alguno de los nuestros que si se aparta y hace otra cosa puede llegar a grandes cosas, pero cuando no les sirve lo dejan de costado y le ponen el banquito al que realmente quieren que gane el ring", agregó.

También expresó: "No quiero a ningún militante hablando mal del otro, los quiero explicando y explicándole a la gente que estas cosas no son magia, que no se mantienen porque sí, que si se cambian las políticas se deja atrás una política de industria nacional y no solo obreros son los que se quedan sin trabajo".

Mientras la Presidenta daba su discurso en uno de los balcones se ubicó el diputado electo Máximo Kirchner, quien estuvo escoltado por el jefe de Gabinete y ex candidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández, y su compañero de fórmula, Martín Sabbatella.

Finalmente, la Presidenta, luego de excusarse de no salir por el balcón que da a la Plaza de Mayo por ser de Evita y Perón, instó a "trabajar por la victoria y por la grandeza de la nación".