Nuevo convenio con Suiza: fin al secreto bancario y fiscal

Suiza es un socio comercial estratégico, se trata del sexto inversor directo de nuestro país y el tercer destino de las inversiones financieras de los residentes argentinos.
Jueves 29 de octubre de 2015
El próximo 27 de noviembre entrará en vigor y estará plenamente operativo el nuevo convenio entre la Argentina y Suiza para evitar la doble imposición e intercambiar información fiscal y financiera entre ambos países.

“Es la primera vez que la Argentina puede concretar un convenio de este tipo”, señaló el administrador federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray, luego de un encuentro celebrado en la Cámara de Comercio Suizo Argentina y destacó que “trabajamos mucho para que este acuerdo fuera tratado en tiempo récord por el Parlamento argentino ya que nos permite fortalecer la relaciones comerciales entre ambas naciones”.

A su turno, el presidente del Consejo Nacional suizo, Sthéphane Rossini agradeció la tarea realizada por los funcionarios de la AFIP ya que “la política fiscal en todos los países del mundo es difícil pero contribuye al sostenimiento de un Estado y la estabilidad creciente”, resaltó el funcionario suizo quien participó del encuentro luego de entregar la nota diplomática que confirma la conclusión de los procedimientos de aprobación internos en Suiza.

Estuvieron presentes además Hanspeter Mock, embajador de Suiza en Argentina y Cornelia Schmidt Liermann (del PRO), presidenta del Grupo de Amistad en la Cámara del Diputados.

En 2012 la Argentina había denunciado el convenio vigente que se encontraba vigente desde 1997. Por ello, Suiza y la Argentina firmaron un nuevo documento en marzo de 2014 en Berna.

El nuevo acuerdo contempla la potestad para la Argentina de aplicar retenciones por pagos de regalías a empresas suizas y permite la imposición de las acciones y participaciones sociales con impuestos patrimoniales.

Además elimina la cláusula de la nación más favorecida, que comprometía los tratamientos que pudieran acordarse con terceros países en futuras negociaciones de convenios tributarios.

También establece una cláusula general anti-abuso, a fin de que residentes de terceros países no se aprovechen indebidamente de los beneficios del convenio mediante la estructuración de planificaciones fiscales abusivas que resulten en una doble no imposición.

En su presentación, Echegaray detalló que “Suiza es un socio comercial estratégico. Es el sexto inversor directo en nuestro país y es el tercer destino de las inversiones financieras de los residentes argentinos”.

En la Argentina hay, aproximadamente, 80 empresas de capitales suizos que brindan empleo directo a más de 30.000 trabajadores.