En el día mundial del ACV, nos presentan ambulancia especial

“Lo que tiene de distinto es un médico neurólogo que puede implementar el tratamiento ni bien lo ve y lo reconoce, un tomógrafo móvil y un enfermero”, afirmó profesional a Canal 26.
Jueves 29 de octubre de 2015
En nuestro país se producen por año alrededor de 130.000 accidentes cerebrovasculares, más conocidos como ACV. Ello significa que, cada cuatro minutos, un argentino sufre esta grave enfermedad que mata a un tercio de los afectados y deja secuelas de alguna discapacidad en 9 de cada 10 casos.

El Dr. Esteban Scrivano (M.N. 12.679) presentó a las cámaras de Canal 26 una ambulancia especial para tratar los casos de ACV con urgencia ya que es muy importante el tiempo” con el que se trata el ataque. “Lo que tiene de distinto es un médico neurólogo que puede implementar el tratamiento ni bien lo ve y lo reconoce, un tomógrafo mòvil y un enfermero para pasar la medicación. Todo está enlazado con nosotros en la clínica para ver las imágenes e implementar un tratamiento”.

Los expertos coinciden: reconocer un ACV en el momento que ocurre es fundamental para poder acudir de inmediato a un centro médico donde el paciente pueda recibir el tratamiento adecuado a tiempo.

“De alguna manera es un factor de riesgo un viaje en avión sobre todo para la circulación venosa”, sostuvo el Dr. Scrivano en referencia a Joaquín Furriel, el actor que recientemente padeció un ACV.

Hoy, en el Día Mundial del Accidente Cerebro Vascular (ACV), se reafirma la importancia de tomar conciencia de que esta afección es, en la mayoría de los casos, una situación prevenible. Y una vez que ocurre, el actuar rápido por parte de un especialista disminuye notoriamente las consecuencias discapacitantes.

"Es muy importante que estemos bien informados para actuar rápidamente y tener la posibilidad de resolver el cuadro o atenuar sus consecuencias. Ante la sospecha de un ACV toda celeridad es poca porque el tiempo es cerebro", explicó el doctor Francisco Klein, codirector del Centro ACV de la Fundación Favaloro.

Y agregó: "Frente a cualquier manifestación que sugiera un ACV hay que concurrir de inmediato a un hospital, donde luego de un rápido examen neurológico se realizará una tomografía computada o una resonancia magnética. Uno de los datos más importantes es que desde la aparición del primer síntoma de un probable ACV hasta la iniciación del tratamiento en el centro de emergencias no deben pasar idealmente más de 3 horas, como máximo hasta 4 horas y media".