Layla apareció sana y salva en una plaza de Caballito

La adolescente, de 13 años, fue hallada en Alvarez Thomas y Avellaneada en un aparente estado de abandono. Su familia creía que había caído en manos de una red de pedofilia. "Está bien", dijo su tío.
Lunes 2 de noviembre de 2015


Layla Sainz Fernández, la adolescente de 13 años que se encontraba desaparecida desde el 22 de octubre pasado luego de salir de la escuela en el barrio porteño de Caballito, fue hallada hoy sana y salva.

Las primeras informaciones indicaban que la chica se encontraba en buen estado de salud, en una plaza situada en Donato Álvarez y Avellaneda, en el barrio de Flores.

La joven fue hallada por la Policía tras un llamado al teléfono 911 de una persona que creyó reconocer a la chica cuya foto trascendió en medios de comunicación.

Según indicaron fuentes policiales, la menor aparentaba encontrarse en situación de calle y no se descartaba que haya dormido en la plaza.

La menor fue trasladada a la Fiscalía de Pompeya donde intentará establecerse las circunstancias en las que se ausentó del hogar.

Layla, quien reside con sus padres en la zona de Bajo Flores, había sido vista por última vez a las 14:30 de esa jornada en una plaza de la zona, por una compañera de colegio.

Los padres de la menor se quejaron del accionar policial, ya que al presentarse en una comisaría les pidieron que se presenten después de pasadas 48 horas.

Dirigentes de la Fundación La Alameda habían alertado sobre la posibilidad de que la menor haya sido captada por una red de pedófilos, ya que habían descubierto que antes de desaparecer había chateado con un individuo que habría tenido contacto con otras adolescentes.