Aceptaron renuncia del obispo acusado de maltrato al clero

Aunque en la comunicación oficial no se detallaron los motivos, el Papa había encomendado al cardenal Mario Poli la "misión fraternal" de indagar la situación financiero-pastoral de la diócesis.
Martes 3 de noviembre de 2015
El papa Francisco aceptó hoy la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Zárate-Campana de monseñor Oscar Sarlinga, quien debió anticipar su dimisión a raíz de una investigación por denuncias por malversación de fondos, maltrato al clero y otras irregularidades.

Asimismo, el pontífice designó como sucesor de Sarlinga en esa jurisdicción eclesiástica del nordeste bonaerense a monseñor Pedro María Laxague, de 63 años, hasta hoy obispo auxiliar de Bahía Blanca.

El Papa aceptó en forma anticipada la renuncia de Sarlinga, de 52 años, de acuerdo con el cánon 401, inciso 2, del Código de Derecho Canónico que establece que el obispo diocesano debe dimitir "si por enfermedad u otra causa grave quedase disminuida su capacidad para desempeñarlo".

Aunque en la comunicación oficial no se detallaron los motivos de la renuncia de Sarlinga, el Papa había encomendado en enero de 2014 al cardenal Mario Poli la "misión fraternal" de indagar la situación financiero-pastoral de la diócesis de Zárate-Campana.

Sarlinga anunció el domingo durante una misa en Luján su salida anticipada, con el argumento de que "pidió al papa Francisco un tiempo especial para hacer un tiempo de oración".

"Tengo que decir con toda justicia y de comunión que en el diálogo sucesivo con el Santo Padre Francisco, me ha expresado su comprensión y ha acogido mi petición. Petición que será hecha efectiva en los próximos días", sostuvo al confirmar que dejaba la diócesis.

Según las denuncias, Sarlinga es acusado por sacerdotes y laicos de "administración fraudulenta de las instituciones educativas" diocesanas, "lavado de dinero en el Seminario San Pedro y San Pablo" y "de desviar subsidios para comedores infantiles otorgados por el ministerio de Desarrollo Social", entre otras cuestiones.

En los escritos enviados al Vaticano, los denunciantes atribuyeron a Sarlinga situaciones de "abuso de poder" y de "comportamiento inapropiado", además de "ocultar una retención de fondos diocesanos para pagar un arreglo extrajudicial en una causa de abuso sexual que implicó a un sacerdote".

El Papa decidió remover a Sarlinga y designar en su lugar a monseñor Laxague, quien deberá hacerse cargo en breve de esta jurisdicción eclesiástica que comprende los partidos bonaerenses de Baradero, Campana, Escobar, Exaltación de la Cruz, Pilar, San Antonio de Areco y Zárate.

El Papa nombró también hoy arzobispo coadjutor de Bahía Blanca al religioso dominico Carlos Azpiroz Costa, de 59 años, quien acompañará en el gobierno pastoral de la arquidiócesis a monseñor Guillermo Garlatti, de 75 años, hasta tanto el pontífice le acepte su renuncia por edad.

Azpiroz Costa, quien se formó en la Orden de los Predicadores, es también abogado por la Universidad Católica Argentina (UCA) y dedicó gran parte de su vida a la docencia universitaria.

Fue ordenado sacerdote en 1987 por el cardenal Eduardo Pironio.

El religioso se convertirá, una vez que el Papa acepte la renuncia de Garlatti, en el quinto arzobispo de Bahía Blanca, jurisdicción eclesiástica que abarca los partidos bonaerenses de Adolfo Alsina, Adolfo Gonzales Chaves, Bahía Blanca, Coronel Dorrego, Coronel Rosales, Coronel Pringles, Coronel Suárez, Daireaux, Guaminí, Monte Hermoso, Patagones, Puán, Saavedra, San Cayetano, Tornquist, Tres Arroyos y Villarino.