Argentina acuerda evitar doble imposición con los mexicanos

En la Argentina hay más de 20 empresas mexicanas que brindan empleo a 17.000 personas aproximadamente. A su vez, México es el segundo inversor directo en telecomunicaciones en nuestro país.
Miércoles 4 de noviembre de 2015
En la Argentina hay más de 20 empresas mexicanas que brindan empleo a 17.000 personas aproximadamente. A su vez, México es el segundo inversor directo en lo que respecta a las telecomunicaciones en nuestro país.

Ciudad de México.- El administrador federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray, suscribió hoy con el secretario de Hacienda y Crédito Público de México, Luis Videgaray Caso, un acuerdo para evitar la Doble Imposición y Prevenir la Evasión Fiscal en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio, en línea con la firme intención del Gobierno argentino de potenciar las relaciones económicas entre ambos países e incentivar las inversiones directas a nuestro país.

“Es muy importante celebrar estos acuerdos porque son una herramienta eficaz para fomentar las inversiones extranjeras”, aseguró Echegaray al tiempo que sostuvo que México es un socio clave para la Argentina y por eso “era necesario impulsar” a los empresarios que despliegan sus negocios en ambas naciones.

El administrador federal -que estuvo acompañado por el subsecretario de Ingresos Públicos de la Nación, Luis Capellano; la embajadora argentina en México, Patricia Vaca Narvaja y el subdirector general de Coordinación Técnico Institucional de la AFIP, Julián Coronel- precisó que “en la Argentina hay más de 20 empresas mexicanas que brindan empleo a 17.000 personas aproximadamente. A su vez, México es el segundo inversor directo en lo que respecta a las telecomunicaciones en nuestro país y nosotros ocupamos el puesto 21 como inversor directo”.

El funcionario agregó que en 2014 las exportaciones a México superaron los 900 millones de dólares. Asimismo, entre enero y septiembre de 2015, las exportaciones ascienden a 584 millones de dólares, destacando que entre los principales productos que Argentina le vende a México figuran: camiones y camionetas; repuestos de automotores; cueros curtidos y productos intermedios de hierro o acero sin alear.

En lo que respecta a las importaciones, el titular de la AFIP informó que en 2014 se alcanzaron los USD1.500 millones, mientras que en los primero 8 meses de este año, ya alcanzan los 1.284 millones de dólares. Los principales productos que Argentina le compra a México son: automotores, preparaciones capilares, computadoras y ácidos policarboxílicos.

“El intercambio comercial con México es muy significativo y esta herramienta podrá beneficiar de manera directa a las industrias. Además, estimula la creación de nuevos puestos de trabajo y un crecimiento sostenido de las inversiones”, resumió Echegaray y agregó que “el instrumento forma parte de la estrategia de transparencia fiscal impulsada por el Gobierno Nacional desde 2009 y las recomendaciones del G-20 sobre la exigencia de un comportamiento fiscal responsable, situación que promovió a la AFIP a extender su red de acuerdos internacionales con el objetivo de potenciar las tareas de fiscalización a nivel internacional sobre los contribuyentes globales”.

Las claves del acuerdo

La negociación para celebrar el Acuerdo para Evitar la Doble Imposición y Prevenir la Evasión Fiscal resultó equilibrada en función de los intereses de las partes y, dadas las características de ambos países, puede concluirse que resultó favorable a la posición tradicional argentina en materia de negociación de convenios tributarios.

La misma fue llevada a cabo de manera ágil, sencilla y en un clima de mutua cooperación, pues ambas partes comprendieron la necesidad de contar con un instrumento que contemplara los intereses y expectativas razonables de los dos países y arrojara un resultado satisfactorio.

Aún más, este acuerdo pone en práctica el compromiso asumido por nuestro país a partir de la activa participación desarrollada en el ámbito del Plan de Acción contra la Erosión de la Base Imponible y el Traslado de Beneficios (BEPS por su sigla en inglés) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en tanto incorpora el propósito de evitar la doble no imposición o imposición reducida a través de la evasión o elusión fiscal, así como la posibilidad de llevar a cabo procedimientos de acuerdo mutuo efectivos para la resolución de conflictos.

Otra novedad, en línea con el plan de acción BEPS, resulta con la incorporación de medidas específicas para hacer frente a estrategias de planificación abusivas que busquen acceder a los beneficios de ciertas cláusulas del convenio.

Asimismo, introduce un modelo amplio de intercambio de información fiscal, siendo que Argentina declaró su mayor interés en los recientes desarrollos producidos en torno al Intercambio Automático de Información, al adherir al Acuerdo entre Autoridades Competentes para la aplicación del estándar global, referido cuentas financieras.

Finalmente, se mantiene la política de negociación de Argentina en materia de rentas pasivas, permitiendo la imposición compartida sobre las ganancias de capital y el patrimonio.

El texto introduce además una cláusula de revisión periódica, que permitirá monitorear el nivel de las inversiones bilaterales y su correlación con el costo fiscal que se asume en su aplicación.

“Estamos dando un paso extraordinario para asegurar un marco adecuado y seguro para las inversiones extranjeras. Es un camino prudente y equilibrado para que los fiscos de ambos países no vean mermado su nivel de recaudación y que la mecánica para evitar la doble imposición sea beneficiosa para ambas partes”, concluyó Echegaray tras la fir