María del Mar: "Matías tuvo un brote psicótico religioso"

Cuello Molar reveló que la noche de la detención, Matías no la agarraba del cuello, sino que la “abrazaba”. Y dijo que el actor no quería ver a su madre.
Jueves 5 de noviembre de 2015

La mujer de Matías Alé, María del Mar Cuello Molar, dialogó en exclusiva con Chiche Gelblung en Argentina Despierta (el programa que se emite de lunes a viernes por Canal 26) sobre la salud del actor tras el escándalo que se generó en torno a su “brote religioso”.

“Estuve acompañándolo todo el día. Mati no está recibiendo visitas. Hablé poco con él, me reconoce. Me dice 'hola mi amor, te amo, ya todo va a pasar'”, comenzó la charla la joven esposa del galán.

María del Mar aseguró que “le hicieron todos los estudios, el toxicológico, y le dio todo negativo. Le hicieron de su cabeza, de sangre. Fue un pico de stress que tuvo Mati”.

“Yo tengo la contención de mi familia. Tengo una amiga que me acompaña también”, contó en referencia a cómo vive este duro momento familiar.

En cuanto a la relación de Matías con su madre, dijo: “La verdad es que era una pelea entre ellos dos de hace tiempo. Siempre tuvimos buena relación con ella. Pero ellos tuvieron una discusión, por un tema económico. Volví a ver a la madre cuando lo internaron”.

“La madre de Matías sabe que actúa mal”, destacó la joven y agregó: “Ella se encargó de salir a hablar mal, ensuciándome, a hablar mal de su hijo. Acá me importa defenderlo a él”.

Y destacó que “ella puede ir a la clínica todas las veces que quiere porque es familiar. Pero Mati no puede recibir visitas en este momento”.

“Ella ha hablado de consumo de drogas, de sectas. Está hablando de cualquier cosa en vez de preocuparse por la salud de su hijo. Pero no me parece el momento para hablar de eso”.

En cuanto al cuadro de Matías, María del Mar dijo que “él empezó con la religión cuando empezó con este tema. Él empezó con la religión con lo del brote. Matías tuvo un brote psicótico religioso”.

“Tuve que parar todo, hasta la obra que iba a hacer con Gianola. Acá lo que importa es su salud. No puedo permitir que Mati salga y empiece con la obra. Él necesita descansar, se desbordó. Incluso con lo de una ex que salió a hablar. Fueron muchas cosas que tuvo que pasar”, dijo la joven en referencia a las declaraciones de Sabrina Ravelli.

La mujer de Alé confesó, además, que “Mati tuvo otro brote, en septiembre (el 14). Fue el primero. Fueron 20 días, fue muy leve. Estuvo con psiquiatra y psicótico. El tema del embarazo fue parte de ese brote. Tuvimos que salir a desmentirlo”.

Sobre el tema de la bipolaridad, que fue mencionada por Graciela Alfano, dijo no estar “enterada” de eso. “Mati nunca tuvo nada, hasta esto”, contó María del Mar citando charlas que tuvo con familiares de su marido.

En cuanto a las versiones de Huevo Müller que aseguró que Alé “estaba cambiado desde hace mucho”, Cuello Molar confesó: “Justamente, de esas personas yo se que estaba alejado hace mucho”.

“Mati, en su delirio, empezó a decir que había un mal, una oscuridad que nos quería separar. Me decía 'No dejes que me vuelva loco'”, relató ante Chiche.

María del Mar Cuello Molar aseguró que la noche de la detención, Matías no la agarraba del cuello, sino que la abrazaba. Y dijo que el actor no quería ver a su madre.