Brasil: inflación se acelera y acumula 9,93% en 12 meses

En lo que va del año el índice acumula una variación de 8,52%, el mayor valor registrado para el período enero-octubre desde 1996.
Viernes 6 de noviembre de 2015
La inflación en Brasil se aceleró a 0,82% en octubre, el mayor registro para este mes desde 2002 y acumula 9,93% de variación en los últimos 12 meses, su mayor valor en 12 años.

La tasa acumulada se ubicó rozando los dos dígitos: 9,93% es el mayor valor desde noviembre de 2003, cuando la medición a 12 meses reveló una inflación acumulada de 11,02%.

En medio del deterioro que atraviesa la séptima economía del mundo, que en el segundo trimestre entró oficialmente en recesión, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) de octubre sufrió principalmente el impacto del precio de los combustibles, que en octubre aumentaron 6,09% y fueron responsables por el 37% del resultado de octubre.

"La gasolina fue reajustada a fines de septiembre en torno al 6% y prácticamente todo el impacto se concentró en el mes de octubre. Es un ítem que tiene una gran participación en el bolsillo de las familias", explicó a la prensa Eulina Nunes dos Santos, coordinadora de este indicador en el IBGE.

Los rubros alimentos y bebidas (0,77%) y vivienda (0,75%) fueron los otros dos que tuvieron mayor variación en octubre, precisó el instituto.

La séptima economía del mundo lleva casi cinco años luchando contra un tenaz aletargamiento económico que en 2015 devino en crisis, y tanto el FMI como la OCDE proyectan que la economía brasileña seguirá en recesión en 2016. Si eso se confirma, Brasil tendría dos años consecutivos de contracción económica del PIB desde 1930-31.

En octubre, el Banco Central decidió mantener en 14,25% anual la tasa de interés de referencia, en un intento por contener la inflación, que el mercado proyecta cerrará muy próximo a los dos dígitos en 2015.

Según el FMI, la economía brasileña se contraerá 3% este año. Las turbulencias económicas se completan con un alza del desempleo (que alcanzó el 7,6% en septiembre), una fuerte depreciación del real frente al dólar y la proyección de que el gobierno cerrará 2015 con un déficit fiscal superior al 0,9% del PIB.