Papa Francisco defendió "el derecho a la jubilación"

Además, el Pontífice calificó de "vergonzosas" situaciones como el desempleo, la precariedad laboral y el trabajo en negro, ante los empleados del Instituto Nacional de Seguridad Social italiano.
Sábado 7 de noviembre de 2015
"Si se vive en una situación de desempleo, de precariedad o de trabajo en negro. ¿Cómo es posible descansar? Es vergonzoso", manifestó el pontífice ante 23.000 trabajadores del organismo.

En su discurso defendió "aquel descanso que es sostenido y legitimado por una amplia serie de prestaciones sociales, desde el día de reposo semanal hasta las vacaciones" y "a las que todo trabajador tiene derecho", añadió el pontífice argentino.

"En la multiplicidad de servicios que brindan a la sociedad, tanto en términos asistenciales cuanto de seguridad social, ustedes contribuyen en poner las bases para que el descanso pueda ser vivido como una dimensión auténticamente humana, y por ello abierta a la posibilidad de un nuevo encuentro con Dios y con los demás", indicó Francisco.

En ese sentido los convocó a luchar contra "los desafíos" del mundo laboral "flagelado por la insuficiencia ocupacional y de la precariedad de las garantías que logra ofrecer".

"No falte entre sus prioridades una atención privilegiada para el trabajo femenino, ni mucho menos la asistencia a la maternidad que debe siempre tutelar la vida que nace y quien la sirve cotidianamente", añadió en declaraciones que reproduce el sitio oficial de noticias del Vaticano.

"Que no falte jamás la aseguración para la ancianidad, la enfermedad, los accidentes de trabajo. Que no falte el derecho a la jubilación y subrayo: el derecho, porque se trata de esto", concluyó.