Un “trapito” se encuentra grave tras ser baleado por policía

La familia del joven de 20 años denunció que se trata de un caso de “gatillo fácil”. Negaron la versión del efectivo, quien dijo que la víctima estaba armada.
Martes 10 de noviembre de 2015
Un "trapito" de 20 años permanecía hoy internado en grave estado tras ser baleado por un agente de la Policía Metropolitana en el barrio porteño de La Boca, donde su familia denunció que se trata de un caso de "gatillo fácil".

Rubén, padre de la víctima, Lucas Cabello, contó esta mañana a la prensa que el joven "está peleando por su vida" y tiene "la médula reventada", por lo que los médicos del Hospital Argerich le dijeron que, si sobrevive, "las manos y las piernas no las va a poder mover" más.

Fuentes policiales indicaron que el hecho ocurrió ayer frente a la vivienda ubicada en Martín Rodríguez al 500 y que el agente de la Metropolitana, quien quedó en libertad tras declarar, "se defendió" y que el "trapito" estaba "armado".

Según el papá del herido, todo sucedió cuando el muchacho llegaba a su casa con su hija de dos años tras "comprar dos sándwiches de milanesa".

"Esto es obra de un chiflado, de un chabón que no está apto para tener un arma... es un caso de gatillo fácil", denunció el hombre.

Además, precisó que el joven perdió un testículo por un disparo.

"Capaz que hubo una discusión", admitió, pero "tampoco para sacar un arma y acribillarlo".

Según explicó, el joven estaba "buscando trabajo y cuida autos en el restorán Il Matterello", a metros de su hogar.