Lo detuvieron por violar a su hijastra de 14 años y sus primas menores

El hombre, de 36 años, mantenía amenazadas a las jóvenes para que no le contaran a sus familiares las perversiones que padecían.
Martes 10 de noviembre de 2015
Un hombre de 36 años fue detenido en las últimas horas acusado de abusar sexualmente de su hijastra y dos primas de ésta, todas de 14, en la localidad bonaerense de Libertad, en el partido de Merlo.

Fuentes policiales informaron que, aparentemente, el hombre mantenía amenazadas a las adolescentes para que no le contaran a sus familiares las perversiones que padecían.

Los voceros consultados revelaron que el hombre, de 36 años, fue apresado por efectivos de la comisaría de Libertad (4ª de Merlo), que lo interceptaron en el cruce de Abramo y Hortiguera, luego de que regresara a su finca procedente de la provincia de Formosa.

Esta horrenda situación empezó a ser investigada a raíz de una denuncia radicada ante la Justicia por una mujer de 34 años, concubina del ahora detenido, indica hoy un diario porteño.

Trascendió que la denunciante se enteró del espantoso calvario de las tres adolescentes cuando fue de visita a la vivienda de su hermana, oportunidad en la que le indicaron que, en enero pasado, su concubino había manoseado en sus partes íntimas a su hija, de 14 años, y que idéntica agresión sexual habían padecido las primas de la menor, de igual edad.

Posteriormente ambas sobrinas de la denunciante hicieron referencia a la situación, ocasión en la que una de ellas manifestó que el maleante la había violado por vía vaginal; en tanto que la otra narró que el peligroso hombre la había manoseado entre los 6 y los 9 años, y que además siempre la obligaba a que
le hiciera caricias en su miembro, para de esta manera alcanzar un mayor goce sexual.

Las víctimas fueron sometidas, por determinación judicial, a numerosas pericias.

Las autoridades de la Coordinación de Policía de Merlo se encargaron de supervisar las diferentes diligencias de la investigación, que posibilitaron la detención del sátiro, quien se dice que mantenía amedrentadas a las atemorizadas víctimas para que no lo denunciaran ante sus familiares.

Intervino en la causa, que ha sido caratulada "Abuso sexual con acceso carnal reiterados", la Unidad Funcional Nº 10 del departamento judicial de Morón.